Fake News: En tiempos de crisis, acudir a las fuentes

En tiempos como los que corren actualmente, la información se consigue con un simple click, y esto puede prestarse para llegar a noticias maliciosas.

Luis Duarte, director de la Agencia Ayo, indicó que para contrarrestar las Fake News, lo ideal es verificar las fuentes. “Para determinar que es y que no hay que volver a las bases y al sentido común. En tiempos de tanta comunicación, más que nunca es necesario tener a alguien que pare la pelota y mire a donde ir”, aseguró.

Sobre la información que corre en redes, indicó que “a esa gente no se le paga por información”, y en base a eso se crea mucha parafernalia. “Nos guste o no, hay fuentes oficiales. El propio Ministro (de salud) compartió sus contactos, y debemos considerar que hay medidas mundiales y clarísimas de prevención”, agregó.

Recordando a Humberto Eco, Duarte rememoró una cita que reza “En el futuro, la educación tendrá como objetivo aprender el arte del filtro. Ya no hace falta enseñar dónde queda Katmandú o quien fue el primer rey de Francia, porque eso se encuentra en todas partes. En cambio, habría que pedirles a los estudiantes que analicen quince sitios para determinar cuál es para ellos el más confiable. Habría que enseñarles la técnica de la comparación”, refirió.

COMUNICACIÓN EMPRESARIAL

Al hablar sobre empresas, el publicista aseguró que se debe apelar a mantener la credibilidad con activos de comunicación. “En un futuro la ciudadanía va a recordar esta situación y cuáles fueron las ideas que movieron a las empresas”, indicó.

Según dijo, lo que reclama la gente, como consumidor es que no se determina nada al respecto a largo plazo pero ve esto como algo un poco cultural. Como ejemplo hablo de las cadenas de farmacias. “Por ley de oferta y demanda deben revisar sus costos. Nuestro contacto como consumidores es con la farmacia, no con la distribuidora. En este caso la comunicación debe ser amistosa, y enfocarse en los detalles, siendo claros”, afirmó.

Apuntando al que se informa, Duarte reiteró que lo importante es confiar en la fuente certera, en la oficial. Y para las empresas, cuidar el canal y forma de comunicación. “Más que el fondo, es la forma. Son tiempos muy sensibles y para todo hay doble lectura. Debemos volver a las bases, dar la importancia a los profesionales con credenciales probadas y confiar en ellos”, finalizó.


También podría gustarte