Recortes de la Ley de Emergencia son solo para “maquillar”, critican analistas

Recomiendan ajustar salarios de funcionarios.

Los analistas económicos Amílcar Ferreira y Víctor Raúl Benítez coincidieron en que los recortes realizados con la Ley de Emergencia son superfluos y sirven solo para “maquillar” la realidad de un gasto público insostenible en un momento en que el sector privado está haciendo esfuerzos demasiado grandes para mantener las estructuras. 

“El gobierno está presentando como un gran recorte el hecho de que se posterga por este año el pago de subsidios y en esta ley se habla de tres tipos de subsidios que son el vacacional, por casamiento y el alimenticio. Lo que anuncian es el 100% de las partidas presupuestarias de estos rubros pero en realidad esos beneficios ya se habían limitado y ahora se recorta completamente pero en realidad ya estaban disminuidos”, dijo Ferreira. 

En concreto, la recomendación de Amílcar Ferreira sería la de limitar hasta G. 10 millones los salarios de todos los funcionarios públicos, incluyendo a las binacionales y excepcionando al personal de salud, mientras dure toda esta crisis sanitaria y económica, de manera a redestinar los recursos para que el sistema de salud pública pueda mitigar el impacto de este duro golpe. 

El analista hizo hincapié en que el sector privado se encuentra realmente en economía de guerra en este momento mientras que el público no acompaña los esfuerzos en la misma medida, ya que los funcionarios tienen sus salarios asegurados y el recorte de las bonificaciones solo está establecido de manera temporal, con lo que luego de la crisis se reestablecerían y volvería todo a la normalidad. 

Opinó que sería un buen momento para ajustar de manera definitiva estos privilegios que poseen muchos funcionarios en el Estado, al momento de aclarar que los puntos generales de la ley de emergencia son positivos, como la suspensión del pago de servicios públicos por ejemplo. También dijo que el subsidio a las personas que quedarán sin ingresos podría ser mayor. 

“Estoy de acuerdo con los demás puntos de la ley en lo que tiene que ver con los servicios, son medidas que van a ayudar a pasar la crisis, pero lo que yo quiero resaltar es la falta de acompañamiento del sector público para esta situación, ya que perciben el 100% de sus salarios y en el sector privado estamos en economía de guerra, con lo que el esfuerzo es totalmente desproporciona”, refirió. 

Por su parte, Víctor Raúl Benítez consideró que se deberían bajar ingresos de gastos de personal del sector público de aquellos funcionarios que ganan varias veces el salario mínimo, excepto en el área de Salud, de tal manera a que la disminución sea proporcional a la caída de la recaudación del Impuesto al Valor Agregado (IVA), ya que este impuesto es el que mejor mide la caída de las ventas en la economía.

“Acá el problema es que no hay equidad entre el esfuerzo del sector público y el privado. Las empresas se están endeudando para salir adelante sin recortar gastos operativos mientras el sector público también se endeuda con recursos que generan las empresas, pero no recorta sus gastos corrientes, eso no puede ser”, apuntó Benítez. 

El economista, coincidió en decir que los puntos generales de la ley son positivos y que el recorte de salarios no debe incluir a la personal de blanco, ya que “son ellos los que se encuentran en el frente de batalla”, refirió. 


También podría gustarte