Reinventarse como primera solución luego de la pandemia

Con esta dura situación que lastima a todos los sectores comerciales, el rubro gastronómico es uno de los más afectados. Fue así que la crisis llegó hasta uno de los restaurantes más emblemáticos del país. El chef y propietario de “Tierra Colorada”, Rodolfo Angenscheidt, comentó que no está pasando un buen momento, pese a que el local acaba de cumplir 10 años en el mercado local.

“Al comienzo estuve desesperado, los primeros diez días pasé muy triste, sin una solución, hasta que de repente encontré un camino que lo voy a empezar a llevar a cabo después de Semana Santa o a fines de abril. Voy a reinventarme. Al menos Tierra Colorada como restaurante este año ya no va, no vamos a trabajar porque nadie va a venir a comer”, señaló en conversación con Hugo Biedermann.

Enfatizó que lo que queda del año tratará de reinvertarse, con comida para llevar y otras alternativas más.

“No me queda de otra porque yo tengo familia, tengo 20 colaboradores conmigo hace muchos años y no le voy a echar a nadie. Ya le pagué el sueldo a todos y tengo aún para pagar uno más, pero después ya tengo que empezar a facturar nuevamente”, manifestó.

Resaltó que en vez de apuntar al público clase A como normalmente lo hacía, ahora su mirada estará en la clase B y C, sin descuidar al A.

“Serán platos bien económicos desde G. 14 o 15 mil, congelados para que la gente lleve a su casa a comer”, refirió.

Lamentó que cuando se levanten las medidas, igual la gente no se va a ir al restaurante y habrá mucha recesión económica.

“Todos vamos a sufrir hasta el que importa autos y los hoteles. Muchos conceptos de negocios tenemos que reinvertarnos”, concluyó.


También podría gustarte