Senadores discuten con Hacienda el plan de fondeo por crisis sanitaria

No hay acuerdo claro sobre lo que propone el Gobierno.

Un grupo de legisladores  de la Cámara Alta mantuvo este viernes una reunión en la sala de sesiones con representantes del Ministerio de Hacienda para debatir sobre los alcances de la propuesta del Ejecutivo de un plan de contingencia económica y sanitaria que implicaría la aprobación de créditos de organismos multilaterales por más de US$ 1.600 millones.

El senador Enrique Riera (ANR) manifestó que la crisis tiene dos grandes frentes. Por un lado, el sector de la Salud y por otro lado el económico. Recomendó estudiar nuevamente los planes sociales para flexibilizar los parámetros necesarios para acceder a los mismos.

En la opinión del legislador no es apropiado recortar el 50% de los fondos de los royalties provenientes de la hidroeléctrica Itaipú (estimado en unos US$ 45 millones)  a las municipalidades y gobernaciones porque con estos fondos se “asisten a muchas personas”. “Ellos tienen más capacidad de llegada que el Gobierno Central, tenemos que pensar en un país descentralizado a corto mediano y largo plazo”, enfatizó.

En su lugar dijo que todavía hay un colchón de endeudamiento que se puede usar sin poner en riesgo las ganancias. “Gracias a los buenos deberes que venimos haciendo es posible”, aseguró.

Por su parte, Oscar Orué, Viceministro de Tributación, respondió que “estamos aprovechando los préstamos que hemos solicitado y los estamos redireccionando hacia donde hace falta; en este caso, hacia la emergencia sanitaria”.

El senador Gilberto Antonio “Tony” Apuril (Hagamos) solicitó a los técnicos del Ministerio de Hacienda hacer un  resumen de cuánto se tiene presupuestado con las medidas tomadas, y que incluyen los aportes y recortes que se hicieron desde diversas instituciones.

Sobre este punto, los técnicos de Hacienda informaron que los créditos ofrecidos por los organismos multilaterales (BID, CAF y Banco Mundial) serán presentados en un solo proyecto de ley para que logren su aprobación, de modo a reforzar el presupuesto general de gastos de este año.  “Pediremos autorización al Poder Ejecutivo para hacer redireccionar todo lo que esté disponible en el presupuesto y, posteriormente, hacer uso de los créditos o ayudas”, expresó el viceministro de Administración Financiera, Oscar Llamosas.

Además informó que durante los primeros días de marzo se otorgó a Salud Pública fondos por G. 50 mil millones y al cierre del mes, se prevé otro  desembolso de unos G. 70 mil millones. Orué indicó que son US$ 600 millones a nivel mensual lo que se necesita para mantener el Estado. “Estamos viendo la posibilidad de financiar sectores que hoy están en la informalidad, la Secretaría de Emergencia Nacional y el Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social, están trabajando también”, expresó. Orué también adelantó que suspenderán los certificados de deuda.

En su uso de la palabra el senador de Frente Guasu, Hugo Richer, dijo que es necesario tener claras las perspectivas, “ver lo que vendrá después de la pandemia. Esperamos que el Gobierno trabaje con proyectos a corto, mediano y largo plazo. Creo que las medidas financieras que se están anunciando no son suficientes”, afirmó.

Asimismo el senador (PLRA), Salyn Buzarquis, dijo que es el momento de intervenir porque mientras más tarde el Gobierno el efecto va a ser mayor. “No es casual que los países estén tomando medidas extremas. Lo que más me preocupa son los trabajadores independientes”, comentó. Advirtió que cada día que pasa se va a agravar la situación. “No estamos dimensionando todavía. El Estado está dejando de recaudar”, aseguró.

En su caso, el senador del PLRA, Fernando Silva Facetti, pidió acelerar la implementación de medidas tecnológicas para que a través del Ministerio de Tecnologías de la Información y Comunicación (MITIC), toda la información sea canalizada en forma oficial y segura. Además pidió que se retrotraiga la calificación de riesgo a febrero para las Mipymes. Aconsejó que por 180 días se pueda mantener la categoría para mantener la operatividad.

PROYECTO PARA FAMILIAS CAMPESINAS
Riera también anunció que tiene un proyecto de autoconsumo para apoyar a familias campesinas. Indicó que alrededor de 100 mil familias pequeños productores necesitan asistencia. “El plan que presentó es para la asistencia de 50 mil familias que viene con un plan para pequeños productos pecuarios”, expresó Riera. Señaló que el plan es distribuir semillas, insumos tecnológicos y capacitar a los productores.

Para esto pretende contratar a  625 técnicos con movilidad propia (motos o autos). Todo esto con la idea de que el país logre autosostenerse con sus propios esquemas de producción. Habló de US$ 48 millones de inversión. Cuando tuvo la palabra el mismo recordó al exdictador paraguayo Dr. José Gaspar Rodríguez de Francia (1816 -1840). “Naturalmente los paraguayos y paraguayas somos productores”, dijo.

Señaló que este proyecto se puede financiar a través del BNF y otros entes de cooperación internacional como la Unión Europea y la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, ONUAA, más conocida como FAO. “Cuando uno analiza el PIB el 60% proviene de este sector. Pero el 50% de los trabajos están en servicio y un 10% en la industria”, dijo Riera.


También podría gustarte