“Hay distintas posturas, pero la salud está primero”

Dino Gallitelli

En el sector de los salones de belleza se instaló un debate de si podrían volver a ofrecer sus servicios y abrir sus locales mediante estrictos cuidados sanitarios. Por otra parte desde Dino Coiffure aseguraron que lo primero es la salud, y por ello decidieron mantener una cuarentena absoluta.

Dino Gallitelli, propietario de la empresa, explicó que ellos se sumaron a la suspensión de actividades desde el mismo día en que cerraron los centros comerciales. “Cerramos todos los salones, y hasta el día de hoy estamos así. Hubo alguna confusión en el sector, con el tema de que se podía abrir. Lo que no está en las excepciones, está prohibido, es lo que dice el decreto”, aseguró el propietario de la cadena con más de 50 años en el país.

Indicó que la salud es siempre lo primero. “¿Qué pasa con el personal si se contagia alguien? En estas condiciones no podemos obligar a nadie a trabajar”, insistió. Por ello, Dino, ha tomado la decisión  de acatar lo dictaminado, buscando planificar lo que se pueda. “Si se levanta para el día 13, estamos listos, previendo todos los protocolos de higienización, estamos preparados para trabajar y con muchas ganas”, manifestó.

Pese a esto, Gallitelli acepta que la situación es complicada por tener muchos empleados, y si no se trabaja, no hay producción. “Por suerte en marzo pudimos cumplir con todo pero veremos los próximos meses. La situación está fea, si no genero entrada no sé de dónde va a salir”, mencionó.

Siendo conscientes de esto, en la empresa nunca han pensado en cambiar de posición, por sobre todo, porque cumplen con lo dictado por las autoridades. “Hablamos de un decreto del Poder Ejecutivo, no cumplir con ello es pasible de cualquier sanción. Cuando volvamos a trabajar iremos alternando con el equipo, un día uno otro día otro. Conforme pasen los días iremos viendo”, vaticinó.

Agregó que esta decisión de clausurar es lo mejor que pudo hacer el ejecutivo bajo todo punto de vista, mirando lo que ocurre en el mundo y alrededor. “De hambre no nos vamos a morir”, dijo.

POSIBLES MEDIDAS
Pese a que se hace difícil pensar a largo plazo, esta situación invita a presentar cambios o mejoras en lo realizado hasta ahora. “Cuando empecemos a trabajar, primeramente informaremos al personal y lo instruiremos según el protocolo. Limpieza de zapatos con desinfectantes, lavarse las manos, ofrecer guantes, tapabocas, y siempre limpiar, estar constantemente desinfectando lo que es el mostrador, y trabajar sobre las medidas normales”, indicó.

Pese a cumplir siempre con la pulcritud a la hora de atender, Dino señala que siempre hay espacio para mejorar. “Algo bien hecho puede estar mejor hecho. No nos va a venir mal a nosotros aplicar los nuevos protocolos, con productos diferentes quizás. Siempre nos hemos caracterizado por tener salones pulcros, pero podemos mejorar”, declaró.

POSTURAS
En el rubro se han presentado posturas de todo tipo, con empresas que alegaban que necesitaban volver a la atención, ante este punto Gallitelli fue contundente. “He hablado con colegas y había divergencia, había algunos que querían trabajar porque claro, pensando en lo monetario ataca el cerebro, pero considerando que podés estar comprando el cajón, allí quedas tranquilo. Hubo divergencias, sé que hay salones que han abierto, pero seguimos en nuestra postura”, finalizó.


También podría gustarte