Habilidades mágicas del docente en tiempos de pandemia

5Días Profesional

Mirna Lorena Alonzo Leguizamón, Docente – [email protected]

Mirna Lorena Alonzo Leguizamón, Docente Instituto Nacional de Educación Superior “Dr. Raúl Peña”

Al abocarnos a la realidad actual en materia de educación, en nuestro país notamos que de una u otra manera cada hogar se ve afectado debido a la suspensión de las clases presenciales, asumiendo nuevos roles entre los que se destaca el de ser “profes” de los hijos, sobrinos, nietos y esta situación a muchos ha puesto en crisis.

La realidad se ajusta a la gastada frase “nadie estuvo preparado para esto”, sin embargo, la afirmación no soluciona nada de por sí obviamente. Por tanto, en este punto es que recurrir a nuestra habilidad mágica de docente, nuestro yo carismático y ya célebre “empático” ayuda bastante.

Ciertamente en la tarea docente estamos constantemente trabajando con nuestro ser empático y tenemos la extraordinaria manera de ser resilientes, con esto incluso se ha sostenido todo el sistema educativo mientras las máximas autoridades ideaban un plan de contingencia a nivel nacional.

El plan de contingencia llegó y nuevamente volvimos al ciclo inicial, donde nuevamente debimos recurrir a nuestras habilidades mágicas porque la propuesta planteada ofrece estrategias que para muchas realidades no se encuentran contextualizadas.

¿Qué podemos hacer? Nos queda trabajar las habilidades mágicas y perfeccionarlas, no queda otra opción porque el derecho a la educación está en la responsabilidad del docente como persona y como profesional que se debe al sujeto principal “el estudiante”.

Por tanto podemos decir que es imperativa la necesidad de seguir trabajando las habilidades para perfeccionarlas y ajustarse a los nuevos tiempos, esto por supuesto incluye el manejo de las nuevas tecnologías, la capacitación constante, priorizar contenidos, etc. Pero sobre todo la habilidad del docente como persona para asumir los desafíos y ser tolerante a los cambios.

Habilidades como trabajar en equipo, tomar decisiones, identificar, plantear y resolver problemas para motivar y conducir hacia metas comunes junto con la comunidad educativa serían las más importantes para trabajar con los docentes y facilitar el sostenimiento de las propuestas educativas en tiempos de pandemia del Ministerio de Educación y Ciencias.

En ese contexto, surgen las siguientes interrogantes ¿Cómo podemos mejorar la capacidad para trabajar en equipo, tomar decisiones, identificar, plantear y resolver problemas para motivar y conducir hacia metas comunes de los docentes?

Como respuesta es necesario incluir en el plan de contingencia acciones referentes a la dimensión de desarrollo personal y profesional del docente adecuándolo a la situación de crisis por la pandemia y todo lo que ello implica para la salud mental de las personas, recordemos que los docentes en las clases virtuales interactúan con las familias y abordan los contenidos contextualizados a la situación, por ello debemos enfocar nuestra atención primero en el mismo docente, a fin de que internalice y fortalezca sus propias habilidades para realizar esa función de manera coherente y sostenida con la comunidad educativa.

Es impensable solicitar a los docentes que trabajen correctamente con sus estudiantes y comunidad educativa si no se trabaja con ellos antes, pretendiendo invisibilizar la dimensión personal del mismo que está afrontando esta crisis con tamaña responsabilidad.

Debemos recordar que la presión sobre los docentes actualmente se ha multiplicado por factores de público conocimiento donde muchos de esos factores escapan a su voluntad.

Por tanto, insistir en la inclusión de temáticas que aborden la situación de crisis por la pandemia desde la dimensión del desarrollo personal y profesional con los docentes en el plan de contingencia, puede ser el camino para garantizar el cuidado de los valiosos recursos humanos que tiene el Ministerio de Educación y Ciencias y que ha permitido en medio de toda esta crisis sostener la educación, gracias a sus habilidades mágicas que caracterizan a los docentes por vocación.

Para concluir, expongo algunas ideas que pueden servir para trabajar en la esencia del Ser Docente en tiempos de pandemia:

Volver al inicio, reinventarse, reaprender: asumir que estos tiempos de pandemia no serán eternos, en algún tiempo volveremos a las aulas presenciales. Hacer pausa, detenernos en el aquí y ahora para entender lo importante que es nuestra labor y todo lo que podemos aportar a la sociedad.

Nos necesitamos, juntos podemos más: ser docente en estos tiempos implica seguir conectados, de manera distinta pero trabajando juntos hacia un objetivo común. Hoy más que nunca la comunidad educativa se involucra y para seguir propiciando esto debemos ser tan creativos como queramos y el otro también…imagínense conectar las ideas, tantas cosas pueden surgir en beneficio de nuestros estudiantes.

Socializar nuestras ideas nos ayuda a mejorarlas con “feedback” y de hecho siempre hay algo que podemos mejorar y aunque parezca complicado es necesario el ejercicio de escuchar y ser escuchado por el otro. Este ejercicio nos puede dar luces sobre cómo mejorar nuestro trabajo.

Capacidad de asombro: reconocerse valioso y valiente en esta tarea que estamos realizando, nuestro rol social, el gran aporte que estamos realizando.

Idear, pensar, soñar: dar rienda a las múltiples ideas para inventar, proponer, hacer e innovar. Es importante que todas las ideas que se nos ocurran no dejemos de escribirlas porque cada una tiene muchas posibilidades de ser llevadas a cabo, al hacerlo estamos dando opciones para enfrentar la educación en tiempos de pandemia de manera exitosa.

Ensayo y error: definitivamente no sabemos lo que va a funcionar si no lo probamos, si no lo hacemos. Aquí recurrimos a toda nuestra capacidad para tolerar los cambios y las frustraciones. Esto nos ayuda a darnos cuenta, a “hacer click” en aquellas acciones que beneficien el aprendizaje de nuestros estudiantes.

¡Emprender y soñar!: Animarse a hacer algo más, muchas veces da miedo y puede llegar a paralizarnos por momentos. Sin embargo, depende de uno mismo pasar la barrera y hacer magia en nuestro trabajo, más que cumplir lo que nos mandan hacer sin ponerle pienso.

Querido docente en tiempos de pandemia: te insto a seguir haciendo uso de las habilidades mágicas que tienes, el mundo te necesita y gracias a ti mejora.

El universo te agradece.


También podría gustarte