La preparación de la fuerza laboral para la transformación digital

Los cambios en las nuevas tecnologías llevan también consecuencias a nivel estratégico y organizacional. Infraestructuras y entornos más inteligentes y con capacidad de aprendizaje automático e inteligencia artificial se vuelven desafíos para que el conocimiento se integre y el nuevo personal incorpore los últimos avances con rapidez.

La industria de centros de datos se encuentra más saludable que nunca y la demanda de los servicios de TI no va a bajar en el futuro próximo. La computación está cada vez más cerca del usuario final, hasta el borde de redes cada vez más complejas y diversificadas, y todo esto está ocurriendo rápidamente. Según un reciente informe de Vertiv, las empresas encuestadas que tienen sitios en el borde de la red esperan que ese número aumente +200% para el 2025. Con tal nivel de crecimiento, la manera en que se ofrecen los servicios está cambiando radicalmente.

“Ese crecimiento es emocionante para nuestra industria y ofrece oportunidades infinitas para nuestros clientes, pero cuando ocurre simultáneamente con un éxodo masivo de experimentados profesionales de centros de datos… suma una capa de complejidad e incertidumbre a un ecosistema ya complejo.” señala Andrew Cole, director de desarrollo organizacional y recursos humanos en Vertiv, (NYSE: VRT), proveedor global de soluciones de continuidad e infraestructura crítica digital.

En este escenario, sistemas de infraestructura y de TI más inteligentes y con capacidad de aprendizaje automático e inteligencia artificial se vuelven cada vez más relevantes en cualquier entorno empresarial. Estos sistemas recogen y analizan una gran cantidad de datos para simplificar el funcionamiento de la red y permitir un mantenimiento predictivo, el cual es fundamental a la hora de gestionar decenas o incluso cientos de implementaciones en el borde de la red.


También podría gustarte