“La solución para la crisis está en la política fiscal y no en la monetaria”

Inversión pública en infraestructura servirá para la recuperación, según exministro de Hacienda.

El exministro de Hacienda César Barreto opinó que el mejor camino para la reactivación económica del país ante la crisis que genera el covid-19 no es el incentivo masivo con otorgamiento de créditos, la herramienta fundamental será la política fiscal. 

Según el economista, lo que se necesita es una generación de demanda real. En los planes de contingencia el Gobierno ha apuntado fuertemente a la flexibilización de los préstamos tanto en la banca pública como en la privada. Estas medidas fueron acompañadas con el fortalecimiento al Fondo de Garantía del Paraguay (Fogapy) y las reducciones del encaje legal y la tasa de referencia del Banco Central del Paraguay (BCP). 

Sin embargo, aun cuando los requisitos sean más accesibles y las tasas sean más bajas, como ocurre en el caso de los préstamos garantizados por el Estado, no hay una gran demanda de créditos porque muchas personas y empresas no tienen el apetito de riesgo suficiente como para endeudarse sin saber hasta cuándo durará esta coyuntura o si podrán hacer frente a los préstamos. 

“Lastimosamente esto no se resolverá con créditos. Acá la política monetaria y crediticia no es el camino más efectivo para resolver una situación como esta. Acá hay que generar demanda efectiva más por el lado de la inversión pública y no tanto por el lado crediticio. Eso es lo que están haciendo casi todos los países del mundo”, indicó el exministro de Hacienda, refiriendo a 5días que la obra pública debe ser el camino de la reactivación. 

Puntualizó que la demanda en el sistema financiero hoy en día apuntaría más bien hacia la refinanciación de deudas contraídas con anterioridad más que en nuevos créditos en el marco de la gran incertidumbre e insistió en que la política fiscal, por el camino de la obra pública en infraestructura, servirá para una reactivación real, generando muchos puestos de trabajo y poniendo dinero en circulación. 

Agregó que la política monetaria y el incentivo al crédito serán útiles después, una vez que haya cierta producción, ya que solo entonces habrá una mayor demanda de dinero. Dijo que no es una cuestión de que los bancos no quieran dar los préstamos o no haya voluntad, sino que los mismos empresarios no consideran que sea un buen momento para invertir o endeudarse. 

“Lo que yo sugiero es que se hagan proyectos de inversión en las áreas urbanas. Hace falta mucha infraestructura en todas las ciudades del país. Por ejemplo, se debe reinvertir en hacer cloacas y rehacer las escuelas. Eso generará empleo para muchas personas que no están pudiendo hacer nada ni siquiera en el sector informal. Esto empezaría a movilizar todo el circuito económico. Lo mismo con la infraestructura en salud”, opinó.  

Explicó que esto tendría un doble impacto, ya que por un lado movilizaría a la gente y por otro lado desarrollaría las distintas ciudades del país en su infraestructura, lo que ha estado relegado por mucho tiempo. Al ser consultado sobre los medios para hacer esto, apuntó que la emisión de deuda es el camino, ya que si para algo sirvió la disciplina fiscal que ha llevado el país por tantos años es justamente para utilizar esta herramienta en los momentos necesarios como este.


También podría gustarte