Resaltan la crisis como una oportunidad para modernizar los pagos

Gerente de Bancard explica beneficios de transparencia en dinero electrónico

En contacto con el canal 5días, la gerente general de la compañía Bancard, Gloria Ortega, opinó que nuestro país podría encontrar en la crisis del coronavirus y la adopción de distanciamiento social una oportunidad para migrar hacia otros medios de pago que no sean el tradicional efectivo. Explicó que esto podría traer muchos beneficios, no solo para la coyuntura sanitaria sino también a largo plazo en la transparencia. 

Apuntó que en la medida que el Gobierno vaya adoptando la utilización del dinero electrónico, la trazabilidad será mucho más grande y además los ciudadanos se irán adaptando también. Esto inclusive podría redundar en mejores proyecciones tributarias, ya que el efectivo en muchas ocasiones hace “invisibles” las operaciones comerciales.  

“La oportunidad que tenemos como Paraguay es la de dejar el cash. El efectivo es inseguro, puede transmitir el virus, es informal y te lo pueden sacar. Estamos ante las puertas de una oportunidad enorme de que el paraguayo decida, por ejemplo, empezar ahorrar y controlar sus gastos. No solo creció el e-commerce, que subió 20%, sino también los pagos remotos en general”, puntualizó. 

La gerente de Bancard indicó que cuando existe la motivación correcta a los usuarios, la utilización de dinero electrónico se adopta de manera mucho más rápida. Puso como ejemplo la implementación de los planes sociales de subsidios del Gobierno durante la pandemia del covid-19, en que muchas personas que nunca estuvieron bancarizadas de ningún modo, utilizaron el sistema sin efectivo con total tranquilidad. 

“En el pago de beneficiarios de proyectos sociales del Estado, solo por Bancard pasaron más de 1.000.000 de transacciones de más de 600.000 beneficiarios nunca tuvieron una billetera, todo lo que tenían era un teléfono. Entonces el Estado les pagó y tuvieron que aprender a pagar su compra por medio digital y el resultado fue que el 100% adoptó el mecanismo y nadie dijo que no sabía usar, entonces se dio la adopción masiva”, dijo. 

Agregó que se generó toda una cadena de movimiento de dinero, ya que esos pagos de subsidios por medios electrónicos se convirtieron en alimentos para las familias y los comercios que vendieron en los pueblos más remotos del país tuvieron un ingreso que además es trazable y tuvieron que emitir una factura legal, entonces podemos saber en qué se utilizaron los recursos de la ayuda. 

MIPYMES  

Al ser consultada sobre el manejo con clientes enmarcados en las categorías de pequeñas y medianas empresas, apuntó que se puso en marcha un plan para las mismas consistente en el no cobro de alquileres por dispositivos de POS por abril y marzo. Por otra parte, una serie de recomendaciones para ajustar el uso de los equipos de cobro a la realidad y a la expectativa de operaciones que tendrían de manera a generar reducciones de costo. 

Sobre la cuestión de tasas de intercambio, dijo que no son una potestad de Bancard sino que son establecidas por el “ecosistema” y es pautada por las distintas marcas internacionales de tarjetas de crédito y débito por país.  En el caso de Paraguay, indicó que las condiciones no están dadas para una baja de las mismas por una serie de motivos que tienen que ver con cuestiones de mercado. 

Apuntó que el uso de efectivo en el país sigue estando en torno al 95% del comercio y que en los países que han logrado su tasa de intermediación, la bancarización e inclusión financiera son prácticamente totales para la población. Con esto, el nivel de transacciones electrónicas en esos países son mucho mayores y nuestro país es el peor ubicado en ese sentido. 

Para el caso de las tarjetas de crédito en específico, explicó también que hay una cuestión de riesgo crediticio que asumen los bancos y la ley de tarjetas de crédito vino a coartar la libertad de mercado en este ámbito, con lo que los plazos de pago son menores y las operadoras internacionales también tienen en cuenta este tipo de elementos para fijar estos márgenes.


También podría gustarte