Tips para readaptarse al mundo exterior luego de la cuarentena

No querer salir de casa es conocido también como síndrome de la cabaña

Desde que la cuarentena empezó a flexibilizarse muchos aprovecharon para hacer actividad física al aire libre, ir a los parques o volver a trabajar, pero a otros les resultó más cómodo seguir con la rutina de permanecer en casa.

Con más de 60 días de confinamiento social, muchas personas pudieron haber desarrollado lo que se llama el síndrome de la cabaña que, a pesar de no estar tipificado de forma oficial, es un término que se refiere a la presencia de un nivel muy elevado de ansiedad, temor, irritabilidad o inquietud en una persona con la sola idea de tener que salir nuevamente a la calle.

“Tal vez suene muy difícil de creer, pero la mente del ser humano es tan adaptable al punto de que cuando estás por tanto tiempo en un lugar pequeño y con poco movimiento, establecés una nueva rutina, automáticamente el nivel de energía disminuye y nos acomodamos a esa situación”, explicó Laura Persingola (@psicopersi), psicoterapeuta.

En caso de sentir alguna incomodidad o presión sobre volver a retomar la vida de antes, la psicóloga recomendó no presionarse ni pretender que todo volverá a la normalidad de la noche a la mañana.

“Lo recomendable es establecer metas a corto, mediano y largo plazo en todos los ámbitos de nuestra vida. Establecer objetivos reales y avanzar a nuestro propio ritmo”, sugirió.

Otro punto que también resaltó es el de expresar las emociones, aceptarlas, confrontarlas y trabajar con ellas, con una persona de confianza o un profesional. Así también, no perder el contacto en línea con los seres queridos.

Por último, Persingola recalcó que se deben respetar todas las medidas de higiene y seguridad recomendadas y si el malestar o estrés se elevan a un nivel considerable no dudar en solicitar ayuda de un profesional de la salud mental.

La página web https://ayudapy.org/ ofrece contención a las personas que necesiten de asistencia psicológica.


También podría gustarte