Beneficios de la entrevista de selección por competencias

Guido R. Britez. – SUNERGOS

Guido R. Britez

Aunque parezca obvio, la entrevista de selección por competencias tiene múltiples beneficios; mayormente porque trata de replicar la manera en que normalmente los seres humanos nos conocemos mutuamente, salvando por supuesto el hecho que una entrevista dura apenas unas decenas de minutos.

Los seres humanos nos conocemos cuando dialogamos frente a frente y, más que nada, cuando compartimos vivencias y hablamos al respecto. La selección por competencias promueve justamente impulsar un dialogo sobre vivencias especificas pasadas del candidato y las utiliza como trampolín para conocer su manera de pensar, valores y maneras de ver el mundo.

La entrevista de selección por competencias tiene los siguientes beneficios claves:

  1. Entender el “porque” y “como” lo hizo

El curriculum de una persona de por si no revela los entretelones, las motivaciones, las situaciones de vida ni las penurias que pudo haber pasado el candidato para conseguir sus objetivos, los cuales son  importante para conocer su historia de vida. Por ejemplo, no es lo mismo que los padres de un candidato hayan pagado sus estudios universitarios y otros gastos de mantenimiento, mientras que otro candidato pudo haber trabajado de día y estudiado de noche para mantenerse y pagarse sus estudios.  Son dos escenarios con significados diferentes.

Por lo tanto, hablar de las vivencias del candidato y la manera en que los ha manejado, revela información importante sobre sus valores, habilidades, potencialidades, tendencias y objetivos de vida. Consecuentemente, la calidad de las preguntas del entrevistador son claves para conducir el dialogo hacia contenidos útiles para poder hacer una buena evaluación.

  1. Oportunidad para “cruzar” información

El entrevistador casi siempre tiene a mano varias fuentes de información sobre un determinado candidato, por ejemplo, encuestas, tests, resultados de exámenes, referencias y otros.   Por lo tanto, la entrevista concede la gran oportunidad para contrastar la veracidad de información obtenida entre diferentes fuentes, lo cual aumenta la posibilidad de detectar mentiras ya que todas las informaciones deben “cuadrar”.

Por ejemplo, recuerdo una entrevista en la que el candidato declaro en su curriculum que había renunciado a una empresa en la que había trabajado, sin embargo, en el momento de la entrevista declaro que salió “por reducción de personal”, detalle que revelo que estaba mintiendo.

  1. Oportunidad para comprobar lo que revelan las fuentes de información

Al entrevistar, el entrevistador puede “probar” el tipo de personalidad que salió en el test de personalidad, por ejemplo, si la persona es extrovertida o introvertida. También, una entrevista frente a frente es el único medio por el cual un ser humano puede auscultar el grado de compromiso que puede existir en las palabras de otro ser humano, llámese intuición, sensación o “sexto sentido”.

  1. Descubrir si habrá “química” con el candidato

Estar frente a frente con el candidato confiere al entrevistador la gran oportunidad de conocerlo en  sus reacciones, tendencias, lenguaje corporal y puntos de vista sobre diferentes temas que van apareciendo en la entrevista. Toda esa información ayuda a estimar si sus características personales van a “encajar” con la cultura del área o la organización.

  1. “Vender” la organización al candidato

Cuando un entrevistador percibe que un candidato reúne todos los requisitos de una búsqueda, fácilmente puede utilizar la entrevista para desplegar toda su “artillería de convencimiento” para animar al candidato a que acepte el puesto ofrecido.

En resumen, la naturaleza de la entrevista de selección por competencias provee varios beneficios que se asemejan a la manera en que los seres humanos nos conocemos mutuamente, es decir dialogando, compartiendo experiencias y maneras de pensar.

 

 


También podría gustarte