Deporte nacional: sobre legislar

Parece que la práctica de la sobre legislación no va a acabar nunca. Ahora empezaron a hablar, desde el Ministerio de Hacienda, de la necesidad de tratar una ley que reglamente la carrera del servicio civil instaurando el concurso como vía para acceder a un cargo público. Sus impulsores dicen que si se aprueba la ley, ya no habrá ingresos a la función pública que no se produzcan por esa vía.

La pregunta es: ¿Leen o no estos “proyectistas” el vademécum de leyes esenciales? Y si lo hacen, ¿qué conclusiones sacan? A ver: “Se entenderá por concurso público de oposición, el conjunto de procedimientos técnicos, que se basará en un sistema de ponderación y evaluación de informes, certificados, antecedentes, cursos de capacitación y exámenes, destinados a medir los conocimientos, experiencias e idoneidad del
candidato, expresándolos en valores cuantificables y comparables, conforme al reglamento general que será preparado por la Secretaría de la Función Pública y aprobado por decreto del Poder Ejecutivo”.

Eso dice la ley 1.626 de la función pública en su artículo 15. En cuanto al reglamento general, ya existe y fue puesto en vigencia mediante el decreto 3.857 de 2.015 del Poder Ejecutivo.

Otra pregunta: ¿Qué saben ahora los “proyectistas” que no se haya tenido en cuenta cinco años atrás? ¿Tanto cambió la forma de contratar gente en el Estado? En vez de perder tiempo y dinero, Hacienda podría canalizar esa energía en otra dirección. Y la SFP haría bien en poner en práctica las leyes y decretos que respaldan suficientemente su gestión.

No hacen falta nuevas leyes. Lo que se necesitan son huevos para aplicar las que ya existen.
Aunque eso le tire encima a la horda de políticos que canibalizan el PGN hace años.
De lo contrario, la SPF debería desaparecer.


También podría gustarte