Gobierno no avizora problemas de pago de deuda en el corto plazo

Volver a un equilibrio fiscal podría tomar hasta cinco años

El Gobierno Nacional presentó oficialmente el Plan de Reactivación Económica, denominado “Ñapu’a Paraguay”, que incluye un paquete de medidas por US$ 2.513 millones a ser distribuidos en tres ejes estratégicos como protección social, inversión pública para empleos y créditos para el desarrollo. 

Para llevar adelante el mencionado plan, el jefe de Estado, Mario Abdo Benítez informó que el Estado se endeudará por unos US$ 350 millones, que no serán utilizados para gastos rígidos ni salarios.  

DEUDA PÚBLICA

El ministro de Hacienda recordó también que por este año en la Ley de Emergencia se estableció liberar el tope del 1,5% de la Ley de Responsabilidad Fiscal y  que, según sus estimaciones, la convergencia al tope sería de entre tres a cinco años. 

Aseguró que hoy en día la deuda pública sigue siendo sostenible, razonable y que no creen que se tenga problemas en el corto plazo para hacer frente a la misma. Aseguró que aún no se llegó al 30% del Producto Interno Bruto (PIB) y que a partir de ahora el Estado se mantendrá con sus propios recursos y ya no recurrirá a deuda para pagar salarios como sí se planteó en la Ley de Emergencia. 

Es importante mencionar que de acuerdo al informe del Ministerio de Hacienda, a mayo la deuda pública asciende a US$ 10.868 millones, que representa el 29,9% del PIB.

DISTRIBUCIÓN

Por otra parte, del monto total del endeudamiento, unos US$ 100 millones irá al Instituto de Previsión Social (IPS) para subsidiar a los trabajadores con contratos suspendidos por la pandemia; unos US$ 80 millones para el programa de ayuda Pytyvõ orientado a las ciudades de frontera, unos US$ 100 millones para la dinamización de las obras públicas a través del Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC); unos US$ 40 millones para la construcción de viviendas, así como otros US$ 10 millones para el Fondo Ganadero, y US$ 20 millones para el Crédito Agrícola de Habilitación (CAH).

LÍNEAS DE ACCIÓN

Por otra parte, del monto global del plan de reactivación, US$ 465,3 millones serán destinados para protección social, ingresos e integración; US$ 1.372,3 millones de inversión pública para la generación de empleos y US$ 676 millones en créditos para desarrollo. 

El titular del Fisco explicó que del primer componente se utilizará US$ 250 millones para “extender las transferencias paliativas a la caída de ingresos y pérdidas de empleo”, considerando hasta cuatro pagos de G. 500.000 para unos 770.000 beneficiarios potenciales, de agosto a diciembre.  Comentó que gracias a la ejecución de estas transferencias se constituirá un Registro Unificado de trabajadores informales.

Por otra parte, el segundo componente del Plan prevé la creación de 124.240 empleos directos e indirectos e incluye inversiones para todos los departamentos del país y el último componente tiene por objetivo lograr una reconversión empresarial y laboral que apunta a avanzar en la formalización de las pequeñas y medianas empresas y los trabajadores informales. 

REFORMA DEL ESTADO

Igualmente, el plan incluye la implementación de las medidas de Reforma del Estado denominado Transparencia y Transformación del Estado a implementarse desde junio a diciembre del presente año.

A este respecto, López mencionó que uno de los pilares de este plan es “la transformación del Estado”. “Nosotros ni la ciudadanía estamos conformes en cómo prestamos los servicios públicos y debemos cambiarlo. Estamos trabajando en el proyecto que va tener reglas nuevas donde la meritocracia va a ser la base para entrar a la función pública. Otro punto es rediseñar las compras públicas. Es clave que estas leyes estén en vigencia cuanto antes”, indicó.

LEY DE EMERGENCIA

Por último, informaron que de los US$ 1.600 millones, aún quedan pendiente por transferir US$ 497 millones, de los cuales US$ 400 millones están asignados al Ministerio de Salud y US$ 97 millones para el programa Pytyvõ.


También podría gustarte