Hablar y decir “el tiempo vale oro”

Por Mariela Baez
Coach Ontológico
Asesora de imagen

“Cuando estamos todo el día corriendo, no hay tiempo ni para pensar, ni escuchar, ni para responder, tampoco para sentir. Porque para todo ello necesitamos tiempo”

Decir el tiempo vale oro suena a cliché. Pero es que lo vale literal y un tiempo mal invertido tiene un costo muy elevado.

El factor común que tenemos todos, es el “tiempo” y el resultado que cada uno obtenga depende del uso con relación al pasado, presente y el futuro. Podemos perdemos un tiempo valioso reclamando sobre lo que ya ocurrió, dedicarnos a hacer planes o preocuparnos en exceso por el futuro, y el Covid nos dio grandes lecciones, entre ellas recordarnos que sobre el futuro hay poco margen de control.

 El tiempo es hoy, es el momento más valioso que tenemos todos y vale la pena aprovecharlo con sabiduría.

Es casi normal que todos estamos apurados, corriendo, de reunión en reunión, de café en café, escuchando conversaciones que pueden ser aburridas, sin sentido y que no aportan ningún valor a nuestras vidas. Veo como un acto de amor para con nosotros tomar conscientemente la decisión de estar en el presente y ser selectivos “en qué y con quien vamos a compartir nuestro tiempo”

Hablaba estos días con una mujer que me compartió su experiencia. Se casó después de muchos años de noviazgo. Su matrimonio duró algunos meses. Con palabras más palabras menos se refería así: “Nunca de mi cuenta que él era de esa forma”. Y cuando le pregunte, ¿dónde estabas mientras esa relación trascurría como para no haberte dado cuenta? La ficha cayó “Ella estaba ausente

En lo laboral. Cuantas veces convivimos con situaciones que podrían haber sido evitadas si se identificaban a tiempo. La interrogante recurrente ¿Cómo no me di cuenta? La posible respuesta: Estabas ausente. La siguiente pregunta: ¿Dónde estabas? o ¿En qué estabas?

Cuantas veces, escuchamos decir a quien perdió a un ser querido, si tuviese una oportunidad, compartiría más tiempo con esa persona.

Desde nuestros espacios y roles es muy importante promover el ahorro y buena inversión de este bien tan preciado, hacerlo, de alguna manera ayuda a aumentar la calidad de vida y de relaciones. Y creo que  puede servir de mucho aceptar que intentar que todos estén de acuerdo es perder mucho tiempo, el querer abarcar todo, no solo nos pone en riesgo de terminar agotados, sino que también nos convierte en la mayoría de las veces en poco productivos.

Resulta elemental aprender a identificar lo importante de lo urgente y que trabajar en velocidad no siempre se traduce en efectividad.

Que hacer buenos pedidos, buenas preguntas y desarrollar el sentido de la escucha activa nos ayuda al ahorro del tiempo. Que es de inteligentes evitar habitar en el pasado, en el chisme o en la queja.

Un pasaje en la biblia que dice:

“Me volví y vi, bajo el sol, que ni es de los ligeros la carrera, ni la guerra de los fuertes, ni aún de los sabios el pan, ni de los prudentes la riqueza, ni de los elocuentes el favor; sino que tiempo y ocasión conecten a todos

Elegí funcionar en modo despierto.


También podría gustarte