La ganadería crecería pese al entorno complejo

[email protected]

 

La ganadería se constituyó en los últimos años en una de las actividades económicas más importantes de Paraguay y en una indispensable fuente de ingresos, siendo a la vez una atracción para inversiones extranjeras, aportando el 2,1% al PIB en el año 2019 y creciendo a una tasa promedio de 3,1% en los últimos 10 años.

Esto ha posibilitado que el país exporte carne bovina a 42 mercados, siendo Chile, Rusia, Israel y Brasil los mercados con mayor participación.

Contexto actual

El comportamiento de las exportaciones de carne bovina en el primer cuatrimestre del 2020 fue positivo, alcanzando un valor exportado de USD 342,2 millones, lo que significó un incremento acumulado interanual de 4,4%.

Este resultado positivo se dio pese a la situación generada por el Covid-19 que obligó a algunas industrias frigoríficas a cesar sus operaciones debido a las medidas sanitarias adoptadas para evitar la propagación masiva del virus, mientras otras operaron con la mitad de su capacidad productiva.

Esto se tradujo en una caída de los precios pagados al productor por el ganado al gancho ya que se da una menor demanda de las industrias, lo que conlleva a una mayor oferta local de ganado traduciéndose también en la disminución de los valores pagados en las ferias de consumo. A ello se sumó la sequía que impidió a los productores a retener sus animales para engorde por lo que se vieron obligados a vender su producción a bajos precios,

Así se observaron disminuciones cercanas al 25,5% aproximadamente en los precios del ganado al gancho incluyendo todas las categorías. Respecto a los precios en las ferias de consumo la categoría novillo, la cual es la mejor pagada, pasó de un valor promedio de Gs. 9.341 en el mes de febrero a un valor de Gs. 7.557 en el mes de abril, reduciéndose así en 19,1% aproximadamente.

De mantenerse la situación, los productores experimentarán un menor margen de ganancia principalmente el primer semestre del año. Comparativamente a los precios de la región, Paraguay tiene los menores precios de novillos por dólares al gancho. Al cierre del mes de mayo, el precio de novillo en Argentina era de USD/gancho 2,56, de Brasil, USD/gancho 2,26, Uruguay, USD/gancho 3,18.

Por el lado del financiamiento, los créditos bancarios al sector ganadero crecieron en torno al 2,2% con relación al mismo periodo del año anterior y la morosidad al cierre del primer cuatrimestre del 2020 fue de 2,11%, menor al nivel de 2,19% que se daba en el mismo mes del año anterior. Este crecimiento se debe a que los productores debían hacer frente a los compromisos financieros y de capital operativo, por esa razón aumentaron sus niveles de endeudamiento o renegociaron su deuda.

Con respecto al factor climático, se espera que los meses de junio y julio las precipitaciones sean inferiores a la normal para la Región Oriental, mientras que sobre el reto del país, se esperan condiciones normales, por lo tanto, la sequía no afectaría al nivel de la faena.

Adicionalmente al contexto planteado, para estimar el crecimiento del sector se realizaron los siguientes supuestos:

  • Los excedentes brutos de explotación y los impuestos al sector decrecerían en torno al 0,2% debido a que las ganancias se verían reducidas debido al menor margen de ganancia.
  • La remuneración y el ingreso mixto de los trabajadores del sector crecería en torno al 1% debido a que los trabajadores del campo deben velar por el normal crecimiento de los ganados y no perderían sus empleos, aunque si disminuirían el nivel de crecimiento en sus remuneraciones.

Teniendo las consideraciones detalladas en los anteriores párrafos, Mentu estima que el sector ganadero crecería en torno al 0,5% en el 2020 en comparación con el año anterior, lo que a su vez, se traduce en menor ingreso de divisas correspondientes a las exportaciones de carne bovina, así también, en menor recaudación de impuestos provenientes del sector. Sin embargo, pese a que los salarios se verían reducidos, el shock en los empleos es menor en relación a los otros sectores de la economía que dependen en mayor proporción de la demanda local.

De esta manera, el sector crecería a pesar de la crisis global, esto se explica debido a que la carne es sumamente importante en la seguridad alimentaria y aunque actualmente las demandas de los países importadores disminuyeron, a medida que se reactiven las economías, el sector cárnico también lo hará, lo que es positivo para la ganadería.

Debido a la importancia del sector en la economía del país, se debería de potenciar la producción ganadera brindando infraestructuras de camino adecuadas para la circulación de transporte de animales en cualquier época del año, especialmente en la Región Occidental, así también otorgando mecanismos de transparencia en los precios en toda la cadena de valor del sector.

Sería importante, además, ampliar los mercados de exportación, poniendo foco en acceder a los mercados premium como es el caso del mercado estadounidense, el cual es, uno de los más exigentes en cuanto a calidad, esto a su vez daría a la carne bovina paraguaya una credencial importante y aumentaría la competitividad permitiendo ingresar a otros mercados premium con mayor facilidad y así también obtener precios diferenciados.

 


También podría gustarte