“La pandemia visibilizó la durísima realidad del país”

Con el avance de la cuarentena inteligente, el sector inmobiliario está retomando sus actividades y proyectos. El arquitecto Víctor González Acosta, explicó al canal 5días cómo fueron atravesando las fases y cuáles son los objetivos que tienen de ahora más para que gradualmente puedan ir recuperando la dinámica que tenían antes de la llegada de la pandemia.

Dijo que en la primera etapa tuvieron que parar completamente y esto ha generado un impacto principalmente en el empleo y en los plazos de entrega de las obras. Pero a partir de la apertura de la segunda fase de la cuarentena, fueron iniciando poco a poco con los proyectos que tenían pendientes, aunque señaló que debieron preparar al equipo, con capacitaciones y formación adecuada de las cuadrillas, es por eso que recién en la segunda semana de la habilitación lograron poner en marcha sus actividades, alcanzando un 70%.

SECTOR PRIVADO

El arquitecto indicó que en dicho sector las obras pararon totalmente, lo que significó un nulo ingreso monetario, por lo tanto, debieron hacer un gran esfuerzo para contener el empleo y poder cumplir con el pago de sus honorarios, más allá de la presencia en las obras.

“La llegada de la pandemia ha hecho que la población que ya estaba en una situación vulnerable, lo esté todavía más, el obrero, el jornalero están dentro de la franja de la población de pobreza en nuestro país y yo creo que fue la que más ha sido afectada, desnudando así las debilidades que tenemos en términos de servicios y de accesos a una salud de calidad, entonces tuvimos que suplir de alguna manera la ausencia del estado”, acotó

PROYECTOS

González recalcó que todos los proyectos se han reiniciado, no con la velocidad que tenían antes pero gradualmente están recuperando la dinámica, además planteó que tiene la esperanza de que se puedan implementar políticas públicas, para que se logre convertir esta crisis en una oportunidad. Dio como ejemplo la opción de poder incentivar la reactivación económica del rubro a partir de masificar el acceso a los créditos hipotecarios, el cual puede contribuir a la creación de miles de empleos en el país.

“Todo sabemos que en un periodo de crisis en cualquier país del mundo, lo que normalmente hace el sector público, es reactivar la economía usando como un motor la construcción de viviendas, porque nada genera tanto empleo como esto”, refirió.

Es por ello que piensa que es una excelente oportunidad de poner en marcha la ley de incentivo al acceso a la vivienda que se promulgó hace casi dos años y que finalmente ahora se pueda reglamentar y se establezcan los mecanismos que permitan a las personas de clase media y baja, poder contar con una vivienda digna, el cual dijo que siempre es el más olvidado.

Expresó que ese sector es el que hoy día debe de estar pagando un alquiler de G. 2.500.000 aproximadamente, que perfectamente puede convertir en la cuota de su propia vivienda, pero la falta de posibilidades para acceder a préstamos para ese objetivo los frena bastante.

Comentó que en conjunto con la Cámara Paraguaya de Desarrolladores Inmobiliarios y el sector público están trabajando para la promulgación de esa ley, ya que la cantidad de créditos hipotecarios en el país no supera los US$ 500 millones, lo que significa el 1,2% del PIB, mientras que en la región ese tipo de créditos corresponde hasta al 20% del PIB.

LO QUE FALTA

Actualmente ya cuentan con una la Ley, pero faltaría el decreto reglamentario y algunas acciones del sector público, como fondear a la Agencia Financiera de Desarrollo, generar un fondo de garantía y un seguro de empleo. En cuanto al impulso de las mipymes, refirió que también necesitan un arrastre desde el sector público, para poder seguir generando empleos y desarrollo.

LA CORRUPCIÓN

Señaló que si todo el dinero que se ve involucrado en la corrupción se utilizará para implementar políticas positivas todo sería diferente. “Lamentablemente gran parte del dinero público está perdida en la corrupción, la calidad de bienes y de servicio que la comunidad necesita vemos que está siendo robado de las arcas públicas y ahí están los centros médicos, la educación, la infraestructura que nos falta y son desafíos que creo que tendríamos que encararlos colectivamente”, indicó.

González aludió que son muchas las falencias del estado, y se debe de realizar una transformación profunda, acotando que esta pandemia desnudó más aún los problemas que ya teníamos desde hace años, lo cual se tiene que hacer en forma conjunta tanto del sector público como privado.

DISMINUCIÓN

Por otra parte, como en la mayoría de los negocios el sector inmobiliario también se vio afectado económicamente hablando, como por ejemplo en las cuotas de los alquileres comerciales o de oficinas corporativas. Pero destacó que en el área residencial la situación fue más positiva ya que continuaron vendiendo, no en la cantidad de meses anteriores pero en menor grado que en otros sectores.

CAMBIOS

Incluso dijo que algunas áreas como el de la oficina capaz en el futuro cambien, por el nuevo modelo de trabajo a distancia que muchas empresas están pensando en adoptar para siempre, lo cual puede afectar directamente en el alquiler de las oficinas corporativas.

Pero así también explicó que las personas capaz cambien su opinión con relación a invertir en una vivienda propia, porque esta situación dejó sin empleo a mucha gente que prefería adquirir otros artículos y continuaban viviendo en alquiler, pero este panorama otorga la oportunidad de cambiar esos aspectos y demostró la importancia de tener ese bien propio y por ende pueden beneficiar al sector.

Por último resaltó que lo que nos espera en el futuro depende mucho de lo que hagamos hoy, tomando medidas de políticas públicas que nos permitan trabajar en la microeconomía y generar el desarrollo que hace falta.


También podría gustarte