Venezuela eleva precios de combustible en cambio de política

Bloomberg

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, dijo que los precios del combustible aumentarían a partir de junio, un cambio de política histórico después de décadas de subsidios que han permitido a los venezolanos llenar sus tanques prácticamente de forma gratuita.

La gasolina se venderá a 5.000 bolívares (2,5 centavos de dólar) por litro en gasolineras de todo el país a partir del lunes, incluidas 200 estaciones que venderán combustible prémium al equivalente de 50 centavos de dólar por litro, dijo Maduro. La gasolina estará limitada a 120 litros por mes para cada vehículo.

Maduro dijo el sábado por la noche desde el palacio presidencial que Estados Unidos estaba persiguiendo a cualquier empresa que llevase una gota de gasolina a Venezuela y lo describió como una “guerra brutal”.

El diésel, que es fundamental para las industrias y las centrales eléctricas seguirá recibiendo un subsidio al “100%”, dijo el ministro de Petróleo, Tareck El Aissami, en el evento con Maduro. PDVSA, de propiedad estatal, puede satisfacer la demanda de vehículos de Venezuela, agregó.

El anuncio sigue a la llegada de cinco petroleros iraníes cargados con alrededor de 1,5 millones de barriles de gasolina a medida que Venezuela enfrenta una escasez de combustible paralizante, tras años de mala gestión, falta de inversión y sanciones estadounidenses cada vez mayores.

La reorganización del sistema de distribución de gasolina también representaría un cambio radical en la cultura venezolana, relajando el monopolio del Estado al principal activo del país. Con la medida, PDVSA recuperaría millones perdidos actualmente en subsidios, pero los aumentos de precios de la gasolina son un tema delicado para la nación rica en petróleo: cuando los precios se elevaron en 1989, Caracas estalló en violentos disturbios.

El Gobierno anunció un plan similar en 2018, pero no lo llevó a cabo. Luego emitió una tarjeta bancaria y un censo de vehículos para aquellos que deseaban solicitar gasolina subsidiada. Esta vez se utilizarán ambos, dijo Maduro.

Los venezolanos han pasado horas o incluso días haciendo cola para conseguir gasolina en algunas áreas del país a medida que la escasez de combustible se intensificaba en los últimos dos meses. Los que pueden permitirse precios más altos llegan a pagar el equivalente de US$4 por litro en el mercado negro.

Maduro dijo que Venezuela debía cobrar precios internacionales por la gasolina lo antes posible para evitar que Colombia o el Caribe robasen el combustible. Añadió que eso no debía hacerse al azar sino a través de la planificación y la estrategia.

Venezuela también ha otorgado licencias para que compañías privadas importen gasolina para abastecer a las 200 gasolineras prémium. No habrá racionamiento de combustible en estas estaciones y los clientes podrán pagar con cualquier moneda, dijo Tareck El Aissami en la televisión estatal el domingo.


También podría gustarte