Según un estudio, 5 de cada 10 personas bajaron sus ingresos

Consultora sugiere que restaurantes deberían reformular sus estrategias de ventas

La consultora nacional CCR realizó un estudio al que llamó “Covid Paraguay”, en el que se desglosan todas las modificaciones que han sufrido los hábitos de consumo paraguaya tras la llegada de la pandemia.

Mauricio Larrosa, gerente general de la compañía, comentó en el programa Estrategia y Liderazgo conducido por Horacio Ferraro y Gustavo Picolla, que el cambio en el comportamiento es muy notorio en tres aspectos: la higiene, el consumo alimenticio y las compras por vías electrónicas.

“Estos tres factores se arraigaron fuertemente en los cambios de hábitos, según el estudio, antes del covid el lavado de manos por día era en promedio de dos a tres veces por día, sin embargo hoy llega hasta 10 veces”, señaló.

A su vez, señaló que el consumo de alimentos cambió, ya que al tener menos probabilidades de salir de los hogares, las personas empezaron a cocinar más, y esto incluso se volvió un punto de transformación y unión para las familias encuestadas.

El tercer punto explicado por Larrosa es el de la explosión del Ecommerce y las compras de forma digital, en donde la cuarentena más que nada forzó a que las empresas como supermercados y farmacias utilicen más este canal.

Ferraro también consultó al entrevistado sobre la adaptación de las personas a estos cambios de rutinas, a lo que Larroza comentó que las mismas se adaptaron muy bien a este nuevo modo de vivir y por sobre todo comprar, antes había un poco de desconfianza, pero hoy ya se animan más. Cabe destacar también que se están dando muchas alternativas para que las plataformas sean más atractivas”, acotó.

ESTRATEGIAS
Una de las palabras más escuchadas en estos meses fue la “reinvención”, ya sea para marcas, empresas y nuevos emprendimientos. Pero evidentemente esta no es una condición para todos los rubros, para algunos será más fácil que para otros sectores.

Larrosa, comentó que el ecommerce ha sido una salida para muchos y es la vía que supo canalizar y capitalizar a la coyuntura.

“Rubros como el de restaurantes, sin embargo, deberían reformular sus estrategias de ventas, porque hoy tienen que lidiar con un consumidor que tiene temor al contagio y que tiene una deficiencia financiera que tampoco acompaña”, resaltó.

Según el estudio, 5 de cada 10 personas bajaron sus ingresos desde marzo, en edades de entre 18 y 40 años.

ACTIVIDADES
Una buena salida para canalizar el estrés es la actividad física, el 95% de los entrevistados dijo que volvió o sostuvo su ritmo de actividad física para bajar los niveles de ansiedad. “Creemos que el segundo semestre del 2020 será más ágil pero no creo que lleguemos a un cierre similar al del 2019, los países vecinos están complicados, sigue siendo la mejor opción el cierre de frontera”, comentó.

EDADES
El sondeo reveló que los centennials (personas de hasta 25 años), están menos preocupados que el resto. Esto se debe a que están con menos riesgo y pese a que se cuidan, son los que más intentan llevar una vida “normal”. Estos son especialistas en las compras vía ecommerce.

Luego están los millennials (hasta los 40), estos personajes sí respetan más y tienen mayor miedo al contagio, se mantienen preocupados y cansados de la cuarentena por el encierro.

Por último están los baby boomers (60 años), estos son conscientes de ser de un grupo de riesgo, pero igual están cómodos con el confinamiento. Van aprendiendo a comprar por internet.

“Hubo repuntes en ventas en sectores de higiene, alimentos, farmacias, tecnología, pero hay rubros complicados como el de combustibles o ventas de automotores, pero la mayoría logró reinventarse”, concluyó.


También podría gustarte