Argentina mejora oferta de deuda en un “máximo esfuerzo”

Bloomberg

Argentina ha presentado una oferta mejorada para reestructurar la deuda bajo legislación extranjera por US$65.000 millones en un intento por llegar a un acuerdo con sus acreedores tras un estancamiento de las negociaciones de más de dos meses.

Según la propuesta, los acreedores reducirían las pérdidas del capital de los bonos, se aumentarían los cupones y se reduciría el plazo de los vencimientos, de acuerdo con un comunicado del Gobierno publicado el domingo por la noche. Esta nueva propuesta incluirá umbrales mínimos de participación como condición para su avance, según el comunicado, que no especificaba los porcentajes necesarios.

Las negociaciones de deuda de Argentina se han trabado en las últimas semanas, con escaso progreso y una comunicación limitada con algunos de los mayores acreedores de la nación. El país sudamericano, que incurrió en un default por novena vez en la historia en mayo, ha prorrogado varias veces la fecha límite para llegar a un acuerdo y, hasta el domingo, la nueva fecha clave establecida era el 24 de julio. Dado que el país ya está en default, los plazos no son vinculantes.

“Hemos hecho nuestra parte sobre la base de un compromiso pleno con el principio de ponerle punto final a la crisis de endeudamiento de una forma sostenible”, manifestó el ministro de Economía, Martín Guzmán, en un comunicado del Ministerio difundido por correo electrónico. “Esperamos que nuestros acreedores comprendan las restricciones que tenemos, y valoren nuestra voluntad de llegar a un acuerdo que funcione para todas las partes”.

La nueva oferta de Argentina pagará intereses devengados a través de un bono en dólares y euros con vencimiento en 2030, y permitirá a los tenedores de bonos emitidos en virtud de los contratos de 2005 recibir nuevos bonos que mantengan los mismos contratos. La oferta permitirá a los tenedores de bonos denominados en euros y francos suizos pertinentes elegir bonos denominados en dólares.

Según la propuesta presentada el domingo, se comenzarían a realizar pagos de capital en marzo de 2025 y establecería cupones semestrales, con pagos en marzo y septiembre de cada año, a partir de septiembre de 2021. Esto supone una mejora respecto a la oferta anterior, presentada formalmente en abril, que sugería que los pagos de intereses comenzaran en 2023. La nueva propuesta también sugiere cupones incrementales, que comenzarían en 0,125% el próximo año, y algunos bonos eventualmente pagarían a los inversores un 5% anual.

Ramiro Blázquez, responsable de análisis y estrategia de BancTrust & Co. en Buenos Aires, dijo que el Gobierno había realizado una mejora significativa en relación con la primera oferta presentada a mediados de abril. Blázquez añadió que con la nueva propuesta el Gobierno ha decidido continuar jugando al juego de la gallina basándose en la idea, probablemente alimentada por Guzmán, de que los acreedores también tienen mucho que perder en un default caótico.

La oferta también propone un canje de los bonos existentes por deuda en dólares y euros con vencimiento en 2030, 2035, 2038, 2041 y 2046. No incluía un incentivo conocido como “instrumento de recuperación de valor”. Las propuestas anteriores del Gobierno y los acreedores que se hicieron públicas en junio sugerían un incentivo vinculado a las exportaciones o al producto interno bruto.

La inclusión de un instrumento de recuperación de valor podría ser el as bajo la manga del Gobierno para eventualmente desbloquear negociaciones y aumentar aún más el valor de la oferta sin comprometer la sostenibilidad de la deuda, agregó Blázquez.

Argentina también presentará un proyecto de ley al Congreso en los próximos días para reestructurar la deuda en moneda extranjera bajo legislación local. El Gobierno dice que el proyecto de ley propondrá que se ofrezca a los tenedores de deuda en dólares bajo legislación local las mismas condiciones ofrecidas a los acreedores de deuda bajo legislación internacional.

Gran esfuerzo

El presidente argentino, Alberto Fernández, había anunciado previamente el domingo que el Gobierno haría pública una nueva oferta a los acreedores.

En una entrevista de radio nacional, Fernández dijo que el Gobierno había hecho un gran esfuerzo para mantener su palabra y que era el “máximo esfuerzo” que podían hacer. El presidente señaló que la nueva oferta estaría en pie hasta finales de agosto.

La semana pasada, un grupo de tenedores de bonos, el Comité de Acreedores de Argentina, presentó una propuesta al Gobierno. Pero otros dos grupos de acreedores están manteniendo conversaciones para rechazar la nueva oferta del Gobierno basada en esa propuesta, según personas familiarizadas con las discusiones.

Esos dos grupos, que incluyen empresas importantes como BlackRock Inc., Ashmore Group Plc. y Monarch Alternative Capital LP, dijeron la semana pasada que no habían tenido negociaciones significativas con el Gobierno desde el 17 de junio.


También podría gustarte