Cheques adelantados son un aliado en la pandemia, según analistas

Es un instrumento válido para la financiación alternativa

La efectivización de cheques adelantados es una operación común en el mercado comercial de nuestro país y además un instrumento útil para la coyuntura que se vive hoy día, según consideró el analista económico Amílcar Ferreira. 

“Hoy hay cierta restricción para el crédito bancario, no todas las empresas acceden a todo el crédito que requieren por la situación y entonces utilizan la figura del cheque adelantado como una herramienta válida para el financiamiento”, consideró Ferreira. 

Según explicó, el librador de un cheque adelantado lo hace contra su giro comercial, es decir, en proporción a la cantidad de dinero que espera recibir en periodo de tiempo que dure el plazo establecido, generalmente de hasta 180 días. Esto permitirá a su vez, cubrir el monto del cheque ante la falta de capital de corto plazo. 

“En este caso, el que vende el producto te permite pagar con cheque de fecha adelantada; esto es casi la base del crédito comercial en nuestro país y tiene la ventaja de que lo recibe tiene cierta seguridad”, explicó. 

Agregó que de hecho existen chequeras especiales para cheques de cobro diferido y que tiene ciertas regulaciones con respecto a las características y el tiempo máximo en el que se puede manejar el instrumento.

Por su parte, el economista Rubén Ramírez Lezcano coincidió al opinar que es una modalidad muy útil en el sector comercial y que resulta mucho menos oneroso en cuanto a las tasas, lo que permite a profesionales y comerciantes acceder a una manera distinta de financiamiento. 

“El cheque está penalizado y quien emita uno sin fondo puede ser excluido del sistema financiero y hasta ir preso, lo que lo hace más confiable que un pagaré. Si es una herramienta muy apreciada, existe cierta confianza en la práctica en el cheque adelantado de que se va a cobrar el dinero al llegar el plazo”, agregó Ramírez. 


También podría gustarte