Decisiones, T2:E1 SAW

Existen decisiones que nos marcan de por vida, un antes y un después de las mismas. En definitiva, parte de lo que soy se debe a aquellas decisiones que tomé y aquellas que no.

Carlos Ignacio Ramí­rez Benítez – MBA
CEO en Santa Clara S.A. 


… pregunta el profesor ¿Cuál es la función más importante de un gerente?, levanta la mano Sonia y dice: planificar, controlar, dirigir, liderar. El profesor que era todo un personaje de fábula dice NOOP, levanta la mano José y dice, cuidar a los recursos humanos. siip pero NOOP exclama el profesor. Rubén, con una voz firme menciona crear estrategias que… bla bla.. y así, uno tras otro nos equivocamos, hasta que el profesor da claridad. Señores y señoras TOMAR DECISIONES es lo más importante…

Otro profesor especializado en el tema afirmaba en la clase que, no se puede definir si la decisión que se tomó fue buena o mala por los resultados finales.

 

Según Heinz von Förster, uno de los padres del constructivismo afirmaba que “Sólo podemos decidir las preguntas que son en principio indecidibles.” Es medio confuso, pero compliquemos un poco más. A la pregunta ¿Te quedarás en la empresa o te irás por una buena oferta?. Si supiéramos el resultado de la decisión, entonces no tendríamos que decidir.

Por eso, no podemos tomar malas o buenas decisiones. El futuro es incierto. Nunca sabemos qué es lo que sucederá en el siguiente momento, menos lo que vendrá después y por lo tanto, sólo podemos decidir.

Sin embargo en mi historia personal y formación profesional ayudó a crear en mi interior un paradigma, cuantos más datos tengo me acercaré más a la decisión correcta. #Creencia

Reflexionando sobre el tema: es importante que seamos conscientes de que, todo esto viene del pasado, incluso los datos y las experiencias no garantiza que una decisión sea mejor o peor.

El futuro se mantiene incierto. ¡ Tener altas probabilidades no reducen la incertidumbre, como tampoco logra que desaparezca el riesgo!

Existen muchos mitos alrededor de tomar una decisión, nos enfocamos solo en la necesidad de tomar la decisión “correcta”. Debemos considerar los aspectos y las preguntas que correspondan. Si tomar decisiones es una las tareas más relevantes del Management.

¿Cómo lo hacemos? ; ¿Se puede tomar la decisión en grupo? ; ¿Se puede delegar una decisión?. Tengo más preguntas que respuestas, no encuentro fórmulas mágicas. Sin embargo, me generó la duda.

Si nos tomamos el tiempo para reflexionar sobre nuestros estilos, criterios y velocidades para tomar decisiones, ¿podríamos aumentar las chances?.

En un momento único de la historia, los que son capaces de tomar decisiones rápidas, ágiles, colaborativas, sin duda tienen una gran ventaja competitiva sobre el resto de los mortales.

Al final, lo importante es tomar la decisión, si no lo hacemos, la duda, la inercia y la nada se apoderarán de nosotros y nos quedaremos estáticos. Y, en este contexto, quedarse estáticos es lo peor que podemos hacer.

Las crisis sacan lo peor y lo mejor de nuestro interior. Pero, en el proceso de tomar la decisión los músculos se estiran, las conexiones aumentan, buscando la mejor opción. Esto también genera estrés en nuestros cuerpos y cerebros, éste impacto llega a todo el ecosistema, pues de personas se trata todo.

Por otro lado, la homeostasis es una propiedad de los organismos que consiste en su capacidad de mantener una condición interna estable compensando los cambios en su entorno mediante el intercambio regulado de materia y energía con el exterior. Mucho cuidado con la homeostasis, que las cosas que decidamos o no, valga la alegría no la pena. Si pisamos nuestras decisiones, al arrepentirnos de las mismas por los resultados malos, estamos pisandonos a nosotros mismos. #Adelante

Por eso cuando escucho a profesionales hablar del futuro y el pasado, me pregunto si estamos viendo mal escenario y no se trata de futuro o pasado, sino de presente. Podemos pensar en un futuro utópico y construir con bases sólidas desde nuestro pasado, para que crezca hacia arriba la construcción de posibilidades, pero, el presente lo es todo.

En toda esta gran crisis de la humanidad, provocada por la pandemia, una aproximación al aprendizaje final después del covid-19 podría ser: que adaptaciones internas tuvimos. Aquellas que son buenas las celebro, aquellas que ya eran malas y se mantienen, para mi al menos sería una gran pérdida de oportunidad.

Porque, sólo de eso se trata de oportunidad para.. las decisiones que tomamos o no marcan el rumbo de nuestro presente infinito.

En mi historia personal y laboral tomé decisiones, muchas. Por eso, no sería correcto evaluarlas con el diario del lunes.

Al final las únicas decisiones que son importantes, son las que se tomaron. Lo demás es un cuento de lamentación de lo que hubiese sido si…

Nadie dijo que sería fácil, que la fuerza te acompañe siempre. Primero personas, luego profesionales.

#StoryTellingAtWork #LiderandoMiBonsáiInterior


También podría gustarte