Gremio de la construcción ve el futuro con optimismo

De no retroceder en fases se terminará el año aceptablemente

El director de la empresa Concasa, Luis Lavigne, valoró la creación de la Cámara de Distribuidores de Materiales de Construcción (Cadimaco) que ya nuclea a 12 empresas del sector y que emplean a alrededor de mil personas. El empresario destacó que cada vez es mayor la demanda de estos productos desde el e-commerce.

“Nosotros veníamos ya en conversación con otras empresas sobre la necesidad de crear una cámara de distribuidores de materiales de construcción, la pandemia aceleró esto, porque vimos la necesidad de trabajar juntos para conseguir intereses comunes”, expresó Lavigne. El actual presidente del gremio indicó que ya cuentan con acta fundacional y están en tratativas con el Banco Nacional de Fomento (BNF) para realizar alianzas estratégicas.

El empresario anunció que el objetivo es contar con más de 100 socios. Recordó que en el pasado existía la Cademaco que ya estuvo varios años sin actividad. “Como somos una nueva generación no quisimos reactivar esa cámara sino crear una nueva con nuevos valores”, sostuvo.

Respecto a la situación actual del sector, el titular de Cadimaco dijo que mientras que el Gobierno Nacional no retroceda en las fases de la cuarentena inteligente el panorama será aceptable. Señaló que confían en que mientras continúen las actividades en este ritmo podrán concluir aceptablemente el año.

“La expectativa de nuestra parte siempre es positiva. Si hacemos un comparativo de facturación de estos primeros 6 meses al 2019, caímos en venta en un 10%”, aseveró. En ese sentido Lavigne mencionó que incluso registraron un incremento en el e-commerce. 

“Es impresionante cómo la gente migró a este tipo de compras, antes esto no se daba. Si hacemos una comparación hoy, se han triplicado las ventas por este medio, comparándolo antes de la pandemia y durante, es un canal bastante utilizado. Aun así, nuestro principal canal es el comercio con las constructoras donde tenemos el 85% de las ventas”, informó.

Lavigna manifestó que su empresa Concasa no se vio obligada a suspender a ninguno de sus empleados, ni siquiera durante el mes de abril donde registraron la mayor caída de la facturación.  La compañía ahora cuenta con 70 funcionarios con los que cumplen con todo el protocolo sanitario.

Aun así, el presidente de Cadimaco afirmó que los subsidios y posibilidades de suspensión laboral para los trabajadores afectados por la cuarentena constituyen muy buenos instrumentos para que las empresas puedan afrontar esa crisis desatada por la pandemia de covid-19.

“Hay un clima de incertidumbre porque no sabemos cómo va a ir evolucionando esto, el rubro de la construcción ha venido trabajando bien y si es que todo se mantiene vemos que podemos finalizar el año más o menos bien en comparación con otros rubros”, puntualizó.


También podría gustarte