Reinventar el liderazgo

“Para reinventar una organización, es necesario reinventar el liderazgo”

Por Silvia Gil
Asociada de Fundación Don Cabral
Directora de Potencial Humano

l fuerte impacto de la tecnología y la crisis mundial, hace difícil la tarea para los ejecutivos.

Cada día existe más competencia, más información, este permanente cambio modifica constantemente el entorno de los ejecutivos y la toma de decisiones.

Los gerentes son los responsables de definir su sistema de gestión, de establecer qué es lo que hay que hacer, cómo, cuándo y quién tiene que hacerlo. Sin embargo, la realidad de las empresas conlleva a otro campo de acción en el trabajo: el liderazgo.

Según Kotter, la mayoría de las empresas tienen un exceso de gestión y una falta de liderazgo. La gestión se enfoca en la resolución de problemas cada día más complejos, el liderazgo es la herramienta para enfrentar los cambios cada día más frecuentes. Ambos se complementan. 

El líder o manager debe afrontar el valor de reinventarse primero él mismo, para poder reinventar la organización que dirige o aspira dirigir.

A mi modo de ver la situación, se requiere de un análisis del actual contexto de los líderes para que se pueda entender el propósito de la reinvención como única posibilidad de obtener el éxito en una etapa de reparación, tanto en lo personal como en lo organizacional.

En un estudio de habilidades gerenciales en Chile, se demostró que los ejecutivos poseen un mayor grado de dominio de las habilidades analíticas y operativas, un menor grado de dominio de las habilidades estratégicas, interpersonales y aún menor de las habilidades emocionales. Y las investigaciones académicas han demostrado que la deficiencia en estas habilidades es una causa frecuente de fracasos.

Las empresas que actualmente cuentan con estructuras burocráticas y jerárquicas deben de reinventarse por organizaciones más orgánicas y flexibles. Para ello debemos cambiar el modelo de liderazgo y las habilidades esenciales para el desempeño laboral de los gerentes.

Todo esto determina el éxito o fracaso en una gestión.


También podría gustarte