Sancionan ampliación de garantías sin nueva línea de financiación

La garantía estatal se eleva al 90% pero no le dan más recursos

La Cámara de Senadores se ratificó este jueves en su versión para la modificación de la ley del Fondo de Garantía del Paraguay (Fogapy) en la cual, si bien se otorga una ampliación hasta el 90% para el aval de los préstamos a Pymes, se elimina la posibilidad de obtener financiamiento a través de empréstitos del Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Fonplata. 

Con 24 votos en contra, 19 a favor y 2 ausentes quedó sepultada la versión de la Cámara de Diputados que sí hubiese permitido esta financiación externa, por un valor total de US$ 336  millones, de los cuales US$ 276 millones provendrían del Fondo Monetario Internacional (FMI) y otros US$ 60 millones de Fondo Financiero para el Desarrollo de la Cuenca del Plata (Fonplata). 

Ahora, la única posibilidad que tendrá la Agencia Financiera de Desarrollo (AFD), que administra el Fogapy, será recurrir al Ministerio de Hacienda. No obstante, desde la cartera de Estado han dicho que no cuentan con los recursos para este fin. 

El principal argumento de los legisladores que votaron en contra de acceder al crédito externo fue la “falta de necesidad” de un nuevo endeudamiento. Sin embargo, referentes del sector de Pymes han manifestado que esto se trata de una rencilla política que terminará por perjudicar a un importante segmento de la economía, el cual se vio muy afectado por la pandemia. 

El texto pasa al Poder Ejecutivo para su promulgación o veto, con lo que la resolución queda por el momento en manos del presidente de la República, Mario Abdo Benítez.

DESEMBOLSOS
Sobre una demanda de más de  60.000 créditos por parte de las Pymes en productos avalados por el Fogapy, hasta el momento se han registrado apenas unos 9.421 desembolsos, siendo el Banco Nacional de Fomento (BNF) el de mayor concesión con más de 2.800. Se han desembolsado créditos con garantías por un valor total de US$ 134 millones y cabe recordar que la capacidad de apalancamiento del instrumento es de US$ 565 millones. 

CUESTIONAMIENTO
En esta semana, Daniel Sanchez,  viceministro de empleo, cuestionó  “la falta de voluntad” que tienen las entidades bancarias para otorgar créditos a las Pymes en esta delicada situación, por más que tienen una garantía estatal de que tendrán el retorno de su dinero aun cuando los clientes no puedan hacer frente a sus obligaciones crediticias. Habló de la casi nula respuesta para la obtención de créditos para las Mipymes, que es el sector más golpeado por la crisis sanitaria del COVID-19.

Instó a los agentes del sistema financiero a “estirar el carro entre todos y no poner trabas a aquellos pequeños y medianos empresarios que están sosteniendo miles de empleos”

Indicó que el Ministerio del Trabajo se pone a disposición de aquellos emprendedores que quieran un préstamo de la banca pública. Vamos a facilitar el camino para que se puedan obtener los créditos de manera rápida y ágil”, expresó.


También podría gustarte