Sin grandes mejoras: apenas el 3,9% del PIB para la educación en el 2015

05 SET 2014 08:49 am
Economía & Negocios


El nivel educativo del país sigue siendo un problema a la hora de potenciar el crecimiento económico nacional


El nivel educativo del país sigue siendo un problema a la hora de potenciar el crecimiento económico nacional. El aprovechamiento del bono demográfico no sólo se da desde el punto de  lista de cantidad de mano de obra disponible sino desde la calidad de la misma.

Según los datos establecidos por el proyecto del Presupuesto General de la Nación para el próximo año, lo destinado al Ministerio de Educación ascendería a US$ 1.364 millones, monto que supera en un orden del 7% a lo presupuestado para este año.

Con estos números, Paraguay estaría destinando solamente el 3,9% de su producto interno bruto (PIB) a la educación, considerando el valor proyectado del índice macroeconómico nacional para el próximo año.

Este porcentaje demuestra que el nulo avance en cuanto a empuje a la educación dentro de este “nuevo rumbo”.

Si bien aseguró José David Weinstein, miembro del Consejo Nacional de Educación de Chile al diario La República, de Colombia: “Los países líderes invierten por encima del 6% del PIB en  educación”, Paraguay debería superar ampliamente esa cifra teniendo en cuenta las grandes falencias con que se cuenta en dicha materia.

Sólo bajo ese estándar mencionado el país necesitaría como mínimo un aumento de US$ 679 millones dentro de esa Cartera para alcanzar el 6% del PIB y destinar ese dinero especialmente hacia las áreas más sensibles.

 

PRESUPUESTO

Desagregando el total presupuestado, según tipo de gastos, US$ 891 millones (67%) se destina a cubrir servicios personales –entre los que se encuentran los docentes y el personal administrativo-  mientras que la cuenta trasferencias se ubica en el segundo lugar de importancia con el 27% del total.

La inversión física prevista por parte del Ministerio alcanza apenas US$ 28 millones (2%), entre los que se encuentran construcciones y adquisición de muebles, maquinarias y equipos. Este monto  es ínfimo si se tienen en cuenta las grandes necesidades en cuanto a infraestructura de los centros educativos, especialmente en el interior del país, en donde predominan las necesidades cuantitativas y cualitativas. Aún hoy existen escuelas en mal estado o incluso la falta de las mismas en gran parte del país.

El Ministerio tiene previsto adquirir de sus proveedores privados bienes e insumos por valor de US$ 21 millones, mientras que en servicios no personales  se prevé un gastode US$ 24 millones.

Cabe destacar, además, que al cierre del séptimo mes del año el Ministerio de Educación lleva ejecutado el 52% de su presupuesto vigente, lo que totaliza US$ 648 millones.

 

INDICADORES

Según los datos proporcionados por la Dirección General de Estadística, Encuestas y Censos (DGEEC), la tasa de analfabetismo es del 5,3% a nivel nacional, mientras que el promedio de tiempo de estudio es de 8 años -10 años en el área urbana y 6 en el área rural-.

De la población ocupada, sólo el 10,2% tiene de 13 a 15 años de estudio, mientras que el 11,8% tiene 16 a 18 años de instrucción.

Según el último informe del Foro Económico Mundial, Paraguay se encuentra en el puesto 112 de 160 en el indicador “Educación superior”, verificándose que existe un gran atraso en materia instructiva.

 

RECOMENDACIONES

Chile actualmente es uno de los países más desarrollados de la región, por lo que es hora de que Paraguay se compare con los mejores a la hora de elaborar sus políticas educativas.

Según lo mencionado por Weistein, se debe partir desde una base de calidad de parte de los educadores y menciona que se debe conseguir que los mejores candidatos quieran ser profesores: “Que los jóvenes talentosos no sólo quieran ser abogados o ingenieros, sino que también quieran ejercer la docencia”.

Uno de los esquemas en los que se basa la educación chilena es mirar resultados por medio de la evaluación de los docentes cada cuatro años de forma obligatoria en cuatro niveles, a fin de asegurar la calidad educativa.

Además, poseen una ley de subvención escolar preferencial: “Es una ley que entrega más  financiamiento público para los establecimientos que atienden a los niños más vulnerables”, finalizó Weistein. 

No se puede dejar de lado la infraestructura, y como rezaba el editorial del día de ayer “Dejar centenares de alumnos sin aulas decentes, sin útiles ni merienda escolar y con maestros subpagados parece no ser un conflicto social para el Gobierno”.

*Tipo de cambio utilizado US$ 1 = G. 4.564 (estimado por Hacienda para el próximo año).

COMENTARIOS

© 2015 5dias.com.py