En el país se industrializa el 40% de la producción nacional de soja

09 SET 2014 08:15 am
General


El rubro sojero -considerado el más importante del país- y la producción de granos en general apuntan a desarrollarse aún más con la industrialización de la oleaginosa. En el Paraguay la soja se siembra los 12 meses, entra en un sistema de rotación, es el rubro principal pero tiene rubros complementarios, maíz, trigo, girasol. ?En la actual siembra existen buenas perspectivas en cuanto al clima, h


Yeruti Salcedo

ysalcedoàdias.com.py

 

En el país la agroindustria es un segmento que presenta importantes avances, como las nuevas técnicas de industrialización que facilitan el crecimiento sostenido de distintos rubros.


La agricultura y la industria han sido consideradas tradicionalmente como sectores separados tanto por sus características como por su función en el crecimiento económico. Se ha estimado que la agricultura es el elemento característico de la primera etapa del desarrollo, mientras que se ha utilizado el grado de la industrialización como el indicados más pertinente del avance de un país en vías de desarrollo.
Además se afirma que la estrategia adecuada de desarrollo es la que permite pasar gradualmente de la agricultura a la industria, correspondiendo al sector agro a financiar la primera etapa de ese paso, según informe de la FAO.
En el Paraguay los productos industrializados van calando hondo creando un lugar importante en el mercado nacional, especialmente para los exportables que abren puertas hacia destinos internacionales.


La agroindustria abarca en el país importantes rubros, uno de los que presenta mayor desarrollo es el de los granos, “la agroindustria en el país ha venido evolucionando de manera muy importante; en los últimos años se han instalado nuevas plantas procesadoras de soja y hoy la capacidad instalada es cercana a los 5 millones de toneladas por año para molienda. En los últimos 5 años es donde la agroindustria dio el salto más importante, en este sector se están exportando alrededor de 3,5 millones de semillas de soja elaborada, actualmente en el país se procesa alrededor del 410% de la soja a nivel nacional”, apuntó José Berea titular de la Cámara Paraguaya de Exportadores de Cereales y Oleaginosas, Capeco.
Las agroindustrias están exportando alrededor de 3,5 millones de semillas de soja elaborada y se está procesando el 40% de la soja a nivel nacional.

 

BUENAS PERSPECTIVAS

 

 El rubro sojero -considerado el más importante del país- y la producción de granos en general apuntan a desarrollarse aún más con la industrialización de la oleaginosa.

En el Paraguay la soja se siembra los 12 meses, entra en un sistema de rotación, es el rubro principal pero tiene rubros complementarios, maíz, trigo, girasol.
“En la actual siembra existen buenas perspectivas en cuanto al clima, hay buenas lluvias y con la pequeña sequía los productores ya empezaron a preparar suelos en las tierras donde actualmente no está cubierto con trigo. Algunos hacen tempranera para luego hacer zafriña de maíz y otros lo hacen un poco más tarde. Eso respecto a nuestra capacidad y potencial de producción.


Con relación al tema de los precios estamos un poco preocupados por el hecho de que los precios de todos los granos cayeron más del 20% a nivel internacional, esto desmotiva mucho porque los insumos han aumentado un 5%, tenemos un incremento de insumos y una reducción de los precios internacionales. El panorama de ingresos no esta favorable en este momento”, explicó Ronald Dietze de la Fecoprod.
Es importante mencionar que el 60% de los ingresos del Paraguay provienen del agronegocio.
“El agronegocio es un complejo que incluye a la producción primaria de materia prima pero también su transformación y valor agregado y todos los servicios conexos y complementarios.


Eso representa el 60% del Producto Interno Bruto y 60% del empleo.
Paraguay va a seguir creciendo, nosotros no fabricamos aviones ni otros elementos porque ahí nosotros no podemos competir. Sí podemos producir alimentos. Hay que tener en cuenta que China Continental cada vez mejora sus ingresos y cada vez demanda más productos alimenticios, y nosotros estamos en condiciones de producir y tenemos que solamente tratar de que las alianzas público-privadas atiendan principalmente a la infraestructura.
El 95% de los bonos soberanos deberían destinarse a ello ya que podemos crecer mucho más en la producción de alimentos pero tenemos problemas de infraestructura, de caminos de todo tiempo, de hidrovía y puertos; es ahí donde debemos concentrar el dinero casi en un 100%. No al gasto sino a la inversión pública, hay que hacerlo en tiempo récord”, finalizó Dietze.

COMENTARIOS

© 2015 5dias.com.py