El atractivo del euro como reserva se reduce en tanto el BCE fomenta una baja

Las medidas de estímulo sin precedentes del Banco Central Europeo están comenzando a diluir el atractivo del euro entre los administradores de reservas de divisas.

Tras trepar por tres trimestres consecutivos, la proporción de reservas de los bancos centrales en esa moneda identificada por el Fondo Monetario Internacional en un informe del 30 de junio permaneció sin cambios en 24,5 por ciento de enero a marzo, por debajo del récord de 28 por ciento en 2009. El euro resultó menos atractivo que un año antes para el 62 por ciento de los bancos centrales que participaron en una encuesta privada de Central Bank Publications dada a conocer el 23 de junio.

Las rebajas de tasas de interés, los cargos sobre los depósitos y los programas de liquidez que ha implementado en banco central con sede en Fráncfort desde comienzos de junio para evitar la deflación han vuelto menos atractivo el euro de 18 países. Los bancos, de JPMorgan Chase Co. a Société Générale SA, pronostican que el euro perderá frente a monedas como el won surcoreano y el dólar australiano, preferidos por los rendimientos más altos que pagan sus mercados de renta fija. “Los administradores de reservas están saliendo de Europa para entrar a Asia”, dijo Sebastien Galy, estratega sénior de monedas de SocGen en Nueva York, en una entrevista telefónica del 3 de julio. El BCE está abocado a una “devaluación competitiva”.

AÑO DE PÉRDIDAS

La moneda común bajó 1,7 por ciento este año frente a una canasta de nueve grandes pares cuya evolución siguen los Índices Ponderados por Correlación de Bloomberg, rumbo a su peor desempeño anual desde 2011.

Las asignaciones para el 52 por ciento de las reservas internacionales de divisas de US$ 11,9 billones se comunican al FMI con sede en Washington y en ellas el dólar representa el mayor porcentaje de tenencias con un 61 por ciento. El yen y la libra tenían una cuota de alrededor del 4 por ciento. Los dólares australiano y canadiense representan menos del 2 por ciento de los valores en cartera.

La mayoría de los participantes en la encuesta de Central Bank Publications dijeron que la confianza mejoró respecto del dólar, la libra, el yuan chino, el won surcoreano y los dólares australiano y canadiense, mientras que las monedas de Nueva Zelanda, China y Brasil resultaron las menos atractivas para la diversificación futura.

Los administradores de reservas probablemente compren menos euros y más dólares de Australia y Singapur, won y yuanes, dijo Galy.

Las reservas totales aumentaron a más del triple en la última década en tanto los países acumularon divisas para poder proteger el valor de sus monedas.

Debido a que la defensa del tipo de cambio es el principal propósito de la acumulación de reservas, los bajos rendimientos de los activos europeos no harán que las tenencias de euros se reduzcan, según Nomura Holdings Inc. Con un 1,26 por ciento, el rendimiento de los pagarés alemanes a diez años están cerca del nivel más bajo en quince años con respecto a los bonos del Tesoro estadounidense de similar

También podría gustarte Más del autor