Cepal mantiene su previsión del crecimiento económico paraguayo

2

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) volvió a recortar el día de ayer sus estimaciones para el crecimiento de la región hasta el 2,2% desde un 2,7% que había anunciado a finales de abril pasado.

A pesar de esto, su previsión para el crecimiento de la economía paraguaya se mantiene inalterada en un 4,5%, medición similar a la que hacen tanto el Banco Central del Paraguay como otros organismos locales, tanto públicos como privados.

Esta reducción de la previsión del crecimiento económico regional responde a varios factores, como la agudización de desequilibrios que se venían manifestando en los últimos años en algunos países (Argentina y Venezuela, por ejemplo) y un escenario externo menos favorable.

Sobre el último tema, la secretaria ejecutiva del organismo, Alicia Bárcena, comentaba que el contexto actual “es muy diferente al que enfrentó (la región) la década anterior, presenta luces y sombras y la verdad tiene un impacto bastante heterogéneo en la región”, lo que hace complicado modelar el impacto de estas condiciones en las economías de manera global.

Otro de los factores que preocupa es la debilidad de la formación bruta de capital fijo (inversión) que se observa durante el primer trimestre en varias de las economías más grandes de la región y la desaceleración del crecimiento del consumo privado.

 

COMPORTAMIENTO

El país con crecimiento más dinámico de la región continúa siendo Panamá –a pesar de una ligera reducción en su crecimiento esperado–, seguido de Bolivia y Colombia.

La subregión que se espera crezca en mayor medida es la de Centroamérica, cuyo promedio es de 4,4%, diez puntos básicos por debajo del anterior pronóstico.

En países como Chile y Perú la caída en la actividad económica responde a una inversión poco dinámica y a una desaceleración del crecimiento del consumo privado.

En el Brasil, la actividad económica, sobre todo la inversión, sigue siendo débil, con lo que el recorte de la previsión de crecimiento de 2,3 a 1,8% no resulta extraño.

Finalmente, en México, pese a que la tasa de 2014 sería superior a la de 2013, la recuperación del crecimiento no sigue el ritmo anteriormente pronosticado (caída de 50 puntos básicos con respecto a la última medición).

También podría gustarte Más del autor