Diferencia entre ingresos y cobros, gastos y pagos

Muchas veces se nos da por confundir conceptos importantes, y equivocarse en finanzas cuesta caro.

Siguiendo con las publicaciones sobre educación financiera se presenta la quinta clase en la que se subrayan diferencias importantes.

Existen cuatro cuentas fundamentales que deben ser entendidas y ubicarlas dentro de sus grupos correctos, para lo cual es menester comenzar diciendo que “ingresos” no es  lo mismo que “cobros” y que “gastos” no es lo mismo que “pagos”.

Los ingresos y los gastos se configuran en el cuadro de resultados, mientras que los cobros y los pagos en el cuadro de tesorería. En el primer cuadro, una vez deducidos los gastos de los ingresos se tiene el resultado del ejercicio, que puede ser tanto positivo como negativo, mientras que en el cuadro de tesorería, una vez deducidos los pagos de  los cobros se tiene la disponibilidad real de la empresa, sea este positivo o negativo.

¿De dónde viene esta diferencia? De que los ingresos no son igual a los cobros en el sentido de que la cuenta ingresos se refiere más bien a la “facturación” de la empresa. En otras palabras, el contador de una empresa registra el “ingreso” el día en general que se emite una factura por la venta de una mercadería, en donde entra a tallar el criterio jurídico de “devengo”.

Devengar se refiere al nacimiento de la obligación comercial, de la empresa a otorgar un producto y del cliente a pagar por el mismo. Sin embargo y a diferencia de la fecha de facturación, el tesorero contabiliza el dinero cuando el mismo está disponible, cuando se ha efectivizado el cobro de los productos que han sido vendidos, a lo que también se le llama “fecha valor”.

La diferencia que acabamos de esclarecer es importante para entender el porqué es posible que aunque una empresa haya podido facturar por valor de G. 100, puede perfectamente no tener dinero disponible para poder enfrentar sus obligaciones, ya que  si bien se registra movimiento en la cuenta “ingresos” puede no haberse registrado aun ningún “cobro”.

La trascendencia de esto se magnifica cuando se analiza paralelamente a los gastos y pagos de una empresa ya que estos deben de hacerse frente mes a mes, sin tener en cuenta que se haya cobrado efectivamente o no, por lo que es muy importante que la  empresa cuente con una buena administración y capital.

Por último, la diferencia entre gastos y pagos es similar a la anterior, el gasto es toda operación que reduce el patrimonio de una empresa independientemente de la fecha en que el mismo se haga el “pago” o entrega efectiva del dinero.

También podría gustarte Más del autor