La pobreza continuará siendo una piedra en el zapato del Gobierno

Rocío Segovia

rsegovia@5dias.com.py

 Según las proyecciones hechas por varios organis­mos internacionales, este 2015 podrá jactarse de una leve disminución de la tasa de desempleo en el país.

La consultora Focus Eco­nomics tiene buenas pers­pectivas para Paraguay y lo ubica en el tercer lugar de América Latina con la menor tasa de desempleo, encontrándose ésta en 5,9% por detrás de México y Bra­sil, que encabezan la lista.

Esta tasa se sitúa incluso por debajo del promedio de la región, que rondaría el 6,3%, demostrando un buen desempeño del país en este indicador, juntamente con los datos del producto interno bruto y las reser­vas internacionales, entre otros.

La cantidad de trabajo re­querido para este año que acaba de comenzar se in­crementará justamente de la mano de la industria y la construcción, que están siendo los sectores más dinámicos de la economía, además del sector servicios.

Estas tres ramas han es­tado creciendo de manera importante durante los úl­timos años, estimulando a la par al consumo privado.

PROBLEMAS

Ante todo esto, es nece­sario recalcular los proble­mas de fondo que posee el Paraguay. Si bien la tasa de desempleo se coloca en muy buen lugar en comparación a otros países latinoa­mericanos, el subempleo todavía sigue siendo uno de los mayores males que enfrenta el mercado laboral nacional.

El magro nivel educati­vo y una baja cantidad de realmente trabajadores calificados merma la capa­cidad de desarrollo, tanto económico como social, y también tienen amplia in­cidencia sobre el nivel de ingresos de la población.

¿Y LA POBREZA CÓMO ESTÁ?

La principal piedra en el zapato de Paraguay y, por ende, del Gobierno, es la pobreza.

Con unos números macro positivos y otras variables es inadmisible que más de 1 millón de compatriotas si­gan tratando de sobrevivir en un contexto de pobreza y, aún más, que aproxima­damente 10% de la pobla­ción se encuentre en situa­ción de pobreza extrema.

Mientras que el creci­miento de la economía na­cional no sea inclusivo y no se traduzca en una menor desigualdad, no se pue­de considerar que se está avanzando en un verdadero desarrollo económico. 

La brecha de la desigualdad si­gue siendo consi­derable, aún con las disminucio­nes registradas en 2012 y 2013, señala Dionisio Borda, ex minis­tro de Hacien­da, en su artícu­lo ‘‘Crecimiento económico y bienestar’’.

Además, agre­ga que el creci­miento económi­co del 4% en 2014 está muy concentrado en algunos sectores, como los agronegocios, que contribuyen muy poco con el Fisco, el sector financiero y las empresas de tele­fonía móvil. Mientras que ‘‘en el otro extremo es­tán los pequeños agricultores y los trabajadores del sector informal, que han sido afectados en su pro­ducción y trabajo’’.

En este sentido, Borda destaca que, según el World Ultra Wealth Report, en el Paraguay existen 175 multimillonarios con patrimonios mayores de US$ 30 millones; que juntos son dueños del 90% del producto interno bruto (PIB) del país.

‘‘El Estado, el gran árbitro de la economía, debe­ría mirar las dos caras de la moneda, crecimiento y bienestar, para construir un Paraguay más justo y próspero” 

 

También podría gustarte Más del autor