Para el MCNOC "se perdieron tres años de buenísima oportunidad" para reforma agraria

Asunción, IP Paraguay.- Según el dirigente de la Mesa Coordinadora Nacional de Organizaciones Campesinas (MCNOC), Luis Aguayo, la reforma agraria es una deuda que difícilmente se va a corregir en saldar en los dos años de que le restan al gobierno de Fernando Lugo. “Se perdieron tres años de buenísima oportunidad; ni se arrancó con el proceso”, sostuvo el dirigente.

Aguayo manifestó a IP Paraguay que no se puede hablar de fracaso de la reforma agraria en el actual gobierno ya que “ni siquiera se arrancó el proceso” en este sentido.

“Para nosotros no se va a cumplir más durante este periodo de gobierno, ya no hay condiciones”, dijo el dirigente al destacar el respaldo que tuvo el actual gobierno en el inicio de su periodo por parte de las organizaciones campesinas que, según señaló, han demostrado “un alto grado de madurez política”.

Las muestras de que no se arrancó siquiera con el proceso de reforma agraria en el país es que no se han priorizado las “herramientas fundamentales” para construir las condiciones para el proceso, como es el catastro nacional de tierras y las reformas institucionales, indicó el dirigente.

“El Indert continúa con la misma estructura y el viejo esquema en el que fue diseñado en otras coyunturas, el Ministerio de Agricultura y Ganadería no crea las condiciones para acompañar el desarrollo. Ahí se falló”, sostuvo.

Aguayo consideró que el Poder Ejecutivo es el principal responsable de esta situación ya que es el que debe tomar la iniciativa, apuntando a un diálogo con los demás poderes del Estado. Según el dirigente “no se demostró la capacidad de liderazgo” necesaria para lograr consensos sobre este problema estructural del país.

Adelantó que el escenario en los dos años venideros va a ser diferente por parte de las organizaciones campesinas porque, mientras durante estos tres últimos años no ha habido ocupaciones como en periodos anteriores, “necesariamente las organizaciones van a recurrir más frecuentemente a las ocupaciones como herramienta de presión” en los dos años restantes.

“Se avizoran nuevamente esos escenarios”, dijo Aguayo al señalar que hay un consenso del 90 por ciento de las organizaciones campesinas en este sentido.

“Hubo apertura para los sectores de izquierda”

Como evaluación positiva de los tres años de gobierno de Fernando Lugo el dirigente campesino destacó que en este periodo hubo “una apertura interesante” que posibilitó el debate entre los sectores de izquierda y derecha.

“Mediante esa apertura se instaló en el escenario político el debate entre la izquierda y la derecha. Este es un punto positivo independientemente de que la izquierda o los sectores progresistas hayan aprovechado o no esta apertura”, expresó Aguayo.

También podría gustarte Más del autor