De rey pirata a tigre guaraní: la metamorfosis de Paraguay

09 ENE 2017 00:01 am
Economía & Negocios


Nos llevó más de 50 años, pero lo estamos logrando! al fin los brasileños están desterrando de sus mentes la imagen de país pirata.


Por Alfredo Schramm

prensa@5dias.com.py

Nos llevó más de 50 años, pero lo estamos logrando! al fin los brasileños están desterrando de sus mentes la imagen de país pirata, cuya producción industrial es sinónimo de mala cali­dad y que incluso no deja­ban pasar por alto -de tan­to en tanto- en los diálogos de las famosas novelas de la Red Globo, para dar lugar a un concepto de país com­petitivo y una muy buena opción para los negocios.

Lo último en este sentido fue el reportaje especial de varias páginas que dedica su edición semanal la re­vista Veja, la más influyen­te de su tipo, y que resalta las ventajas competitivas que tiene el mercado pa­raguayo para la producción brasileña, pasando por los bajos impuestos, energía eléctrica más barata y me­nores cargas laborales (ob­jetos de debate aparte).

Lo cierto es que se están dando cuenta que Paraguay no termina en Ciudad del Este de los años 90 y que hoy Paraguay es el ‘‘tigre guaraní’’, tal como se titu­la el material en alusión al impresionante crecimiento económico.

Ya antes, Folha de São Paulo, O Estado de São Paulo, el Grupo O Globo y la propia Federación de In­dustrias del Estado de São Paulo (Fiesp), habían des­tacado la oportunidad país que representa Paraguay; el reportaje de Veja puede ser leído en http://veja.abril. com.br/economia/o-tigre-guarani-a-transformacao-economica-do-paraguai/

HUYEN DE LA CRISIS

El repentino amor de Bra­sil hacia Paraguay nació cuando sus empresas em­pezaron a sentir los efec­tos de la crisis económica en su mercado, con altos impuestos y costos mucho más elevados, volcaron su mirada hacia el hasta hace poco ‘‘hermanito pobre’’ para sobrevivir.

EFECTO SOCIAL

Esto no es malo para el Paraguay, ya que con ese capital se generaron más de 7.000 empleos en los últimos años, la mayoría de años con un fuerte compo­nente social, como el caso de la empresa Fujikura, que produce cableados para automóvil y que prioriza la contratación de madres solteras que son sostén de hogares.

El caso de Marseg, que produce calzados, tam­bién es el ejemplo a seguir. Desde su instalación en la antes conflictiva zona del asentamiento Marquetalia (San Lorenzo), los índices de criminalidad desapare­cieron.

Esta política de atracción se inició durante el Go­bierno de Duarte Frutos, la continuó Lugo y la reforzó Cartes.

Para seguir atrayendo es­tos capitales y mejorar aún más la imagen paraguaya queda ahora en mejorar el sistema eléctrico (constan­tes cortes son un problema mayor para la producción industrial); atraer empre­sarios serios, combatir de verdad el lavado de dinero y dejar de llenar a la región con cigarrillo de contra­bando, en algunos casos producidos nada más y nada menos que por la em­presa del Presidente de la República.



COMENTARIOS

© 2015 5dias.com.py