Experiencia laboral: hacer “de todo”

09 ENE 2017 08:09 am
Comentarios


Uno de los "pecados" más comunes que se cometen en la redacción del curriculum vitae es tratar de impresionar al posible empleador y quedar como una persona que hace de todo, intentando proyectar la imagen de que será una adición casi imprescindible para la organización.


Rodrigo Arturi

Ingeniero Comercrcial

Director Ejecutivo

Initiative Consultores 

Muchas veces, hemos visto a personas que citan todos y cada uno de sus logros, habilidades y capacidades, aunque no sean relevantes para el puesto, lo cual no es necesariamente contraproducente… de no ser porque en el ambiente de búsqueda de talentos, esto es percibido como una absoluta falta de especialización.

Si bien es importante que el candidato resalte los logros, capacidades y, desde luego, la experiencia laboral con la que cuenta para acceder a un puesto, siempre es preferible que la comunicación se realice de manera directa y efectiva, resaltando las cualidades que especializan a un profesional en su área. De esta manera, también se aumentan las probabilidades de que dicho profesional sea considerado para un puesto específico, que contempla un número de experiencias y atributos consolidados en lugar de un collage de destrezas, que dan la imagen de una persona que no ha desarrollado las competencias más básicas para un puesto, o será ineficiente para trabajar en las mismas. Esto es el resultado de un entorno en el que el multitasking es cada vez más frecuente, pero proporciona un menor rendimiento.

La versatilidad es un valor importante a considerar, después de todo, cada puesto se compone de una serie de habilidades, conductas y tareas específicas. Sin embargo, confundir versatilidad con multifuncionalidad es muy perjudicial para una organización, porque el empleado no ofrece las habilidades fundamentales para resolver problemas puntuales. Esto resulta especialmente grave en los más altos mandos, que requieren una presencia permanente y un completo conocimiento del puesto a fin de gerenciar el resto de los demás procesos de la organización. Como dice el refrán, el que mucho abarca, poco aprieta.

La versatilidad se refiere a la capacidad de adaptarse de forma rápida y fácil a diferentes situaciones, de ahí la importancia de esta característica en los profesionales de hoy día, ya que el mundo laboral está demandando trabajadores que sepan y puedan desempeñar varias funciones, es decir, hombres y mujeres capaces de desempeñarse eficazmente dentro de perfiles que requieren una amplia variedad de tareas. Listos para cualquier tarea, en cualquier momento. 

En cambio, el multitasking dista mucho de la misma, ya que se caracteriza por la falta de efectividad. En un mundo cada vez más conectado y agitado, es fácil suponer que, cuantas más cosas hagamos a la vez, estamos haciendo más. Lo que sucede en realidad es que nuestra productividad cae en picada en cada una de estas tareas. No sabemos “hacer de todo”, sino que más bien, vamos erráticamente de una actividad a otra, interrumpíéndonos con frecuencia y perdiendo tiempo en el intento. Teniendo más trabajadores formados para un número determinado de tareas, aumenta su rendimiento y garantiza que la operación de la organización siga su curso. 


La especialización lleva a un ambiente laboral con la formación de áreas consolidadas en las que el trabajador puede concentrarse al máximo en desempeñar las tareas que le son requeridas y consolidar los conocimientos de su formación. También, le posibilita obtener más oportunidades para desarrollarse y crecer en su área, lo que repercute en mayor eficiencia y competitividad de la organización ante otras empresas. Por ello, es interesante considerar la versatilidad como facilidad de adaptarse a situaciones diversas y la especialización como la posibilidad de que un colaborador pueda realizar determinadas tareas de cierta índole. Esto no quita que un trabajador pudiera apoyar en cualquier operación dentro de su división, departamento o área, por el contrario, estará mucho mejor atribuido para contribuir y colaborar desde el punto de vista de su área de trabajo ante diversos departamentos. 

La importancia de contar con  profesionales especializados es un atributo fundamental e innegable para todo seleccionador de talentos, por lo tanto, habiendo definido la diferencia entre la versatilidad y el multitasking, es importante que consideremos cuál es el punto más fuerte que podemos ofrecer a una organización. En primer lugar, debemos tener presente que el currículum es nuestro primer contacto con un posible empleador, por lo tanto, debemos elaborar esta carta de presentación con cuidado. Se trata de una primera impresión y solo se puede hacer una única vez. Por ello, hay una serie de puntos a tener en cuenta para garantizar que el currículum vaya a la mesa de los entrevistadores, y no a la papelera. 

Recordar que menos es más. El currículum es el primer contacto entre el candidato y la organización, y da una primera impresión que no puede deshacerse. Este documento debe ser conciso, evitando hacer perder el tiempo a quien lo lee, y redactarse citando detalles fundamentales como información de contacto, formación académica y experiencias previas. No se explaye en detalles que no son del interés o competencia del empleador. Imagínese que va a una primera cita y cuenta a su pareja todos los detalles de su vida. ¿Cómo reaccionaría su pareja?

No es una biografía. Y eso debemos tenerlo claro, es un resumen de la vida laboral con hechos objetivos. Un resumen en una, dos o tres páginas donde el lector debe hacerse una idea general del perfil del candidato y llamarlo a una entrevista. Por lo tanto, hay detalles e historias que son sólo para cuando se lleva a cabo, con él, así que es mejor ahorrar para el encuentro directo.

Teniendo en cuenta estas diferencias fundamentales, podemos aplicarlas no solo a nuestra hoja de vida, sino también a nuestro ambiente de trabajo, realizando las tareas necesarias para cumplir objetivos un paso a la vez, enfocados en el resultado, con la flexibilidad inherente a nuestro mundo actual, pero jerarquizando los atributos que nos destacan en nuestra función. 


COMENTARIOS

© 2015 5dias.com.py