Complementó hobby y estudio para poder crear su propia línea de joyas

16 FEB 2017 09:00 am
Emprendedores


Cecilia Páez tiene 23 años y actualmente está finali­zando la carrera de Diseño Gráfico, conocimiento que le sirvió a la hora de tra­bajar en el desarrollo de su propia marca.


 Cecilia Páez tiene 23 años y actualmente está finali­zando la carrera de Diseño Gráfico, conocimiento que le sirvió a la hora de tra­bajar en el desarrollo de su propia marca.

La joven empresaria inició hace un año el emprendi­miento en el que se dedica a vender diferente tipos de joyas, que las diseña ella misma. Contó que ya des­de pequeña desarrolló este tipo de habilidades con sus amigas y vendían sus rea­lizaciones en la escuela a modo de tener un poco más de dinero para sus recreos.

La estudiante recordó to­das estas actividades que realizaban vendiendo cosas que fabricaban y decidió reactivar la pasión que te­nía hacia este tipo de traba­jo artesanal.

 

INVERSIÓN

La joven invirtió para arrancar aproximadamen­te G. 3 millones, expresó que al principio fue un gran desafío, incluso tuvo que prestar dinero para poder arrancar, pero poco a poco el negocio fue dando sus frutos y pudo ir devolvien­do todo y tener sus propias ganancias.


 

INSPIRACIÓN

Además de realizar sus propias joyas, Cecilia im­porta piedras de cuarzo bañadas en oro de los EEUU que le dan un toque y valor extra al trabajo que realiza. ‘‘Es lo que más le gusta a la gente, también se llevan mucho los chokers, pero la combinación que estos tienen con las piedras es lo que más prefieren las clientas’’, destacó la em­prendedora.

La misma destacó que si bien tiene sus propias ideas, la mayor inspira­ción la quita de las páginas como Pinterest e Insta­gram, que le han brindado mucha ayuda.

Sobre las redes sociales también destacó que estas les han servido bastan­te para dar a conocer sus productos. ‘‘Uno de los mayores desafíos fue ha­cer conocer mi trabajo y las redes me brindaron ese apoyo que necesitaba, esto es importante porque si te das a conocer a través de estos medios, las personas comienzan a ver y a apre­ciar tu trabajo y empezás a obtener también clientes fieles’’, destacó.

La diseñadora afirmó que el apoyo de la fami­lia y amigos también son siempre fundamentales. “Ellos fueron los primeros en comprar y promocionar mis trabajos, mi familia siempre me apoyó y tam­bién me ayudan a comprar las cosas para hacer los productos y me brindan nuevas ideas’’.