60 minutos para escapar desde la historia con amigos

Una habitación, un desafío misterioso, pistas y acertijos para escapar en menos de 60 minutos. ¿Te animarías?

Una habitación, un desafío misterioso, pistas y acertijos para escapar en menos de 60 minutos. ¿Te animarías? Se trata de una tendencia mundial que tímidamente se abre paso en Paraguay y consiste en una aventura físico-mental desarrollada en grupos que se sumergen en la historia e intentan escapar de un peligroso encierro.

¿ENCIERRO?

Sí. El grupo de jugadores es encerrado en una habitación temática, diseñada como un gran rompecabezas, llena de enigmas que los jugadores deberán identificar, descifrar y descubrir cómo utilizar para lograr escapar antes de cumplirse el plazo de 60 minutos. “Son 60 minutos de mucha adrenalina. El desafío de una sala de escape demanda principalmente trabajo en equipo y una gran capacidad lógica, deductiva y creativa”, refirieron los representantes de Escape Room, Carlos Rodríguez Alcalá y María Belén Serra. Escape Room es el grupo de jóvenes que se animó a implementar el juego en Paraguay, ya que es un nicho aún muy poco explorado en el país.

Constituido como un negocio en Asunción, ofrece dos habitaciones temáticas a elección de los equipos. Entre “El búnker” y “El vagón perdido”, el denominador común es que en menos de 60 minutos hay que lograr encontrar la manera de escapar para evitar una catástrofe. Del vagón, según cuentan, aún nadie logró escapar a tiempo.

COSTOS Y

RECEPTIVIDAD

La intención es ofrecer al público asunceno una experiencia completamente nueva; en la que pueden sentir la emoción real y la adrenalina de una situación extrema, mientras deben resolver enigmas poniendo a prueba su capacidad deductiva, su espíritu y su inteligencia. Es una idea que, luego de mucho haberse planteado como una app digital entre los jóvenes desarrolladores de software, aterrizó como una experiencia dinámica en el mundo real. Escape funciona oficialmente hace un mes. Cuentan Carlos y Belén que la inversión para

montar las habitaciones te­máticas fue de US$ 80 mil, para investigar, diseñar y construir los elementos que proporcionarían una gran inmersión en el esce­nario del juego. “Las salas de escape son un nicho no explorado en este mercado y no hay iniciativas de na­turaleza parecida aún. Fue una apuesta arriesgada y afortunadamente ganada”, afirmaron. Desde su aper­tura, las salas operan casi el 100% de la capacidad, con casi todos los turnos reser­vados. Para lograr ingresar a las misteriosas habita­ciones, cada integrante de grupo debe abonar la suma de G. 50 a 70 mil, depen­diendo de la cantidad de personas que comprenda su grupo. El número de miembros por equipo es de 2 a 7 personas.

CONDICIONES

Así como un juego de in­teligencia y deducción, también requiere de con­diciones físicas óptimas para poder aguantar los 60 minutos de encierro en la habitación. Cada persona debe informar si padece de algún tipo de pánico que pueda poner en peligro su salud. De esa manera tam­bién el sitio cuenta con un botón de emergencia para alertar a los encargados so­bre alguna urgencia que se presente.

Aparte de Escape Room, también existe otra em­presa que desarrolla una temática similar, llamada Código Enigma y también se encuentra en Asunción.

También podría gustarte Más del autor