Las claves de la supremacía de Roger Federer sobre Rafael Nadal

Apabulló al español en Indian Wells en sólo 68 minutos

51

Roger Federer fue un vendaval de 68 minutos que Rafael Nadal no pudo capear. Cuando el español esbozó su reacción, ya era tarde: el suizo celebraba con los brazos en alto bajo una estruendosa ovación su implacable triunfo por 6-2 y 6-3 por los octavos de final de Indian Wells. Con 35 años, un Federer celestial había brindado una nueva cátedra de te­nis.

Más allá de la singulari­dad estadística, Federer inclinó incuestionable­mente en su favor la ba­lanza de una narrativa generalmente adversa gracias a tres claves que podrían incidir también en el futuro de su enemis­tad deportiva.

 

 1) La evolución del revés

La fórmula que Nadal aplicaba para mantener su supremacía sobre Federer era evidente: su drive con top buscaba incesante­mente el revés de Federer, tal vez su punto más flojo. El suizo se defendía, incó­modo, con slice y quedaba a merced del español.

 

 2) Su agresividad cons­tante

Como consecuencia del crecimiento de su revés, Federer abrumó y sometió a Nadal con un recital tan elegante como eléctrico, porque estaba decidido a impedir que el español impusiera su cadencia en el partido. La mayoría de los puntos, casi el 80%, se disputaron en menos de cinco golpes.

También podría gustarte Más del autor