Se fijó en moda europea y adaptó el producto en algo bien nacional

El mismo se dio cuenta que las alpargatas son un producto de venta masiva a nivel mundial, principalmente en Europa, y notó que dicho rubro en Paraguay todavía no estaba siendo explotado

Gabriel Rein arrancó con su emprendimiento hace 1 año y medio en el mercado local.
El mismo se dio cuenta que las alpargatas son un producto de venta masiva a nivel mundial, principalmente en Europa, y notó que dicho rubro en Paraguay todavía no estaba siendo explotado.
‘‘La idea nace a partir del año 2008 cuando las alpargatas empezaron a ser moda en toda Europa. En el año 2015 compramos las maquinarias necesarias para llevar a cabo el proyecto y en octubre de ese mismo año nos lanzamos al mercado nacional’’, expresó Rein.


El empresario cuenta que arrancaron con 4 personas en una pequeña fábrica y vendían sus productos para la capital y toda Gran Asunción. Hoy en día cuentan con 17 profesionales, entre vendedores, cortadores, aparadores y controladores de calidad. Hoy llegan a 45 ciudades de todo el país. ‘‘Posicionamos la marca con la alta calidad en cuanto a costura, diseño y garantía del producto en los mejores shopping de cada zona’’, argumentó.

NOMBRE
El llamativo nombre ‘‘Ñembota’’ nació, según explicó el emprendedor, debido a que buscaban una marca fácil de recordar y que sea en guaraní, a modo de asociarlo con lo autóctono del lenguaje nacional en dicho producto.
El mismo expresó que apuntan a todos los niveles sociales, ya que la idea es de que todos los paraguayos tengan acceso a un producto nacional con un alto nivel de competitividad.

DESAFÍOS
Resaltó que al iniciar un emprendimiento todo se torna un desafío, ya que el público es muy exigente, ‘‘nuestra meta es poder superarnos cada día más, y llegar a la mayor cantidad de clientes nuevos’’, enfatizó.
El hombre de negocios explicó que se trabajó mucho en la marca, el marketing que lo rodea y publicidades a través de medios masivos de comunicación, ‘‘pero la mejor publicidad de todas es la que surge del de boca en boca’’, afirmó.
La inversión inicial fue de unos US$ 40 mil, destinada a maquinarias nuevas y materia prima.
Finalmente aconsejó a emprender de manera inmediata sin esperar más a nadie. ‘‘Hay que luchar de forma constante, ya que todo tiene un proceso, el cual hay que saber respetar y nunca olvidarse de la publicidad. Sale más caro no hacer publicidad que hacerla’’, finalizó.

También podría gustarte Más del autor