La crêperie que da sabor a una de las zonas más exclusivas de la capital

Lorena Barreto
lb [email protected]

Tras un largo perío­do de investigaciones, invertir en un negocio propio fue posible cuan­do encontraron un pro­ducto que los llevó a op­tar por la gastronomía: crepas.

NEGOCIACIONES

Crêpas, una firma uru­guaya con presencia en Uruguay y Argentina, se instaló en el país hace menos de un año, de la mano de José Espínola y su esposa Patricia Cut­tier. En una de sus visi­tas a Uruguay, el sabor y la experiencia que les ofreció el concepto de negocios de crêpas los conquistó hasta llevar­los a iniciar negociacio­nes con los propietarios de la marca para esta­blecer una franquicia en Paraguay.

Fue así que luego de un año de conversaciones pudieron abrir su local dentro del país, tras una inversión de US$ 85 mil para la compra de insu­mos, materiales y la ca­pacitación realizada por parte de la franquicia, tanto para los dueños como para los colabora­dores de la empresa.

CRÊPAS PARAGUAY

Actualmente cuentan con ocho empleados distribuidos en dos tur­nos para la producción y el servicio de crêpes de langostinos, salmón, cordero con cebollas ca­ramelizadas, roquefort con peras y los clásicos como jamón y queso, capresse, pizza, entre otros.

“Los clientes llegan y se sacan fotos con el arte que tienen las paredes, al producto durante su preparación y a medida que van comiendo. Los niños quedan impre­sionados con algunos personajes que pueden encontrar y, además, les ofrecemos la opción de pintar algunos dibujos que luego piden que se coloquen como si fuera una exhibición de arte”, comentan los empren­dedores.

DESAFÍO

Cuando de gastrono­mía se trata, cumplir con las expectativas de los clientes que llegan a diario es un desafío que hay que asumirlo con dedicación y constancia. Ofrecer el servicio de­livery es una oferta que aún no lograron incor­porar a su paquete. “Es­tamos trabajando para poder brindar dicho servicio y que el produc­to sea entregado con las mismas exigencias y la seriedad que tomamos al momento de entregar el mismo en el local”, manifiestan. Para con­trarrestar la situación, ofrecen al cliente la posibilidad de realizar su pedido llamando al teléfono del local o bien mediante la aplicación Monchis y que luego pase a retirarlo.

Debido a que muchas personas no se animan a probar nuevos sabores, como el de peras con roquefort o el de cerdo picante con manzanas, buscan convencer al cliente de diversificar su elección. “Muchos llegan y piden lo básico y es ahí donde tratamos de convencerlos que prueben algo distinto”, señalan al respecto.

EXPANSIÓN

Hoy, en busca de ma­yor expansión, Crêpas se proyecta hacia un espacio en el Food Park Mburukuja. “Creemos que en las próximas semanas ya estaríamos habilitando nuestro es­pacio”, detallaron.

“El éxito depende del sacrificio y los esfuer­zos que se realizan día a día”, finalizaron luego de aconsejar a quienes quieran emprender: “que persigan sus sue­ños. El éxito depende del sacrificio y los es­fuerzos que se realizan día a día”, agregaron.

Perfil de los emprendedores


José Espínola, 31 años, licenciado en Análisis de Sistemas y magister en Administración de Empresas.
Patricia Cuttier, 28 años, licenciada en Marketing y Publicidad.

También podría gustarte Más del autor