Academia brinda conocimientos para potenciar la imagen personal

Princess Academy es una academia de desarrollo personal, dirigida a mu­jeres de todas las edades, a partir de los 12 años en adelante, que nace de la idea de Raquel Sosa, quien luego de abrazar la pro­fesión de estilista y ma­quilladora por 18 años, se vio obligada a abandonar su labor por prescripción médica debido a un cuadro severo de estrés. “Des­pués de descansar un año, decidí prepararme para empezar en el maravilloso mundo de la asesoría de imagen, pero desde otra perspectiva: la interna” relata.

Esta academia brinda un curso de 4 meses en donde trabajan los buenos mo­dales, la postura, oratoria, los tonos de voz, etiqueta social, cómo vestir en cada ocasión, además de nu­trición, automaquillaje y cómo posar correctamente en las fotografías. “Mi de­safío es guiarlas a encon­trar la verdadera belleza, la que todas poseemos, la que viene de adentro, esa que nos hará brillar en to­das las áreas”, puntualiza.

BARRERAS

La emprendedora, que actualmente vive en Ho­henau a unos 35 km de Encarnación, comenta que una de las barreras más grandes que tuvo que atravesar fueron las mismas personas. “Me decían que mi idea estaba buena, pero que no iba a funcionar acá, como es una ciudad pequeña y que la gente no valora esto”.

Pese a los comentarios desalentadores, siguió firme en su idea logrando reunir y cambiar la vida de al menos 200 mujeres de diferentes edades entre estudiantes, profesionales y amas de casa.

PROYECCIONES

“La clave del éxito de mi emprendimiento es la guía de Dios en todo lo que hago, y el amor que el pone en mi corazón para cada mujer con la que ten­go que tratar”.

Raquel nos cuenta que su proyecto a futuro es contar con un plantel de profesionales que puedan reforzar a sus alumnas en cada área, psicólogos, nu­tricionistas, entrenadores físicos, entre otros.

CONSEJO

“Yo soy una mujer gran­de, con 4 hijos, vivo lejos de la ciudad, nunca termi­né una carrera universita­ria, tuve que vivir muchos años de mi trabajo en la peluquería, pero desde niña, soñaba con ser una persona de influencia, poder aportar algo a la vida de los demás”, de esta manera, la empren­dedora insta a luchar por los sueños sin perder el ánimo haciendo uso del talento que cada persona posee.

También podría gustarte Más del autor