Banco Mundial y FMI vaticinan un menor ritmo de crecimiento

PROYECCIONES ECONÓMICAS PARA LOS AÑOS 2017 Y 2018

En medio de las reunio­nes de primavera (spring meetings, en inglés), el Fondo Monetario Inter­nacional (FMI) y el Banco Mundial (BM) realizaron las actualizaciones de sus proyecciones de creci­miento para los países del globo, en donde ambos organismos pronostican un panorama menos alen­tador que el Gobierno na­cional.

Según los cálculos esti­mados, el FMI cree que el Paraguay tendrá una ex­pansión alrededor del 3,3% para este año y 3,7% para el 2018. Por su parte, el BM estima que en ambos años el país tendría un creci­miento del 3,6%.

Estas cifras simbolizan un golpe de realidad para las autoridades naciona­les, ya que ellas esperan que el crecimiento del producto interno bruto (PIB) se situé cercano al 4%.

 

 SITUACIÓN REGIONAL

En cuanto a lo que res­pecta a los países veci­nos, estiman una buena recuperación tanto para Argentina como para Bra­sil, siendo el primero el de mejor desenvolvimiento.

Brasil está buscando el remedio para salir de una profunda recesión en los años anteriores y estiman para el cierre del ejercicio un 0,2% de expansión. En cambio, Argentina tendría un 2,2% de suba, en donde las políticas implemen­tadas por Mauricio Macri empezarían a mostrar re­sultados.

En lo que se refiere a un ranking, Paraguay se ubi­caría entre los países con mayor crecimiento dentro de la región, solamente superado por Bolivia y Perú, con estimaciones de 3,7% por el FMI y 3,8% por el BM.

 

 DETALLES

Observando detallada­mente los 4 países que registrarán mayores cre­cimientos para el corrien­te año serán Bolivia, Perú, Paraguay y Colombia or­denadamente. No obstan­te, en el resumen ejecutivo del FMI menciona que en América del Sur las polí­ticas deben orientarse a facilitar un ajuste gradual en respuesta a la nueva realidad de precios de las materias primas más ba­jos. Las perspectivas de la región comenzarán a ser más prometedoras solo cuando se hayan resuelto los desafíos internos a los que se enfrentan las eco­nomías que actualmente sufren una contracción continua de eliminar los desequilibrios internos y los precios relativos co­rrectos.

También podría gustarte Más del autor