Diseñaron productos para su familia y hoy captan al mercado internacional

Este niño resultó ser la mayor inspiración para su progenitor, quien con la ayuda creativa de su esposa dieron nacimiento al emprendimiento Ma­mushk, que hoy es sensa­ción debido a los origina­les diseños que ofrecen.

Jacqueline Torres – [email protected] @JackieTorresFr

Atilio Vancorbeil es un empresario argentino que llegó al país hace 4 años y se enamoró de la bra­sileña Laura Goggin, que se encuentra en el Para­guay desde hace 20 años, ambos tuvieron un hijo paraguayo y como todos los padres comenzaron a buscar que éste crezca en el mejor entorno; y de esta forma fueron dise­ñando desde vestuarios hasta muebles para que su hijo se rodee del mejor ambiente.

Este niño resultó ser la mayor inspiración para su progenitor, quien con la ayuda creativa de su esposa dieron nacimiento al emprendimiento Ma­mushk, que hoy es sensa­ción debido a los origina­les diseños que ofrecen. ‘‘Desde que nació nuestro hijo empezamos a crear y a probar todos los mode­los que hacíamos, desde la ropa, cunas y juguetes, siempre pensamos en torno a él, fuimos for­mando una línea de pro­ductos, llevamos entre 140 a 170 más o menos que estamos teniendo en este momento fabrica­dos’’, explicó.

Mamushk tiene un tar­get dirigido y pensado para los más pequeños. Actualmente tienen un showroom, más otros tres locales uno de ellos ubi­cado en el Paseo de la Ga­lería y están apuntando a abrir otro próximamente. Además el negocio tiene tanto éxito que la marca ya está registrada en Bra­sil y en Argentina.

LLEGAR LEJOS

El empresario señaló que la marca fue pensada con el objetivo de llegar a mercados internaciona­les. ‘‘El primer objetivo siempre fue ese ir a Brasil y Argentina, acá se com­pite mucho contra China, entonces es muy compli­cado, acá la gente lo que busca es el precio, están acostumbrados a com­prar otro tipo de produc­tos; las telas que tenemos con nuestros productos son de diseño, no son telas que vas a conseguir en cualquier ropa lo que genera un valor agregado, esto hace que la marca tome otra fuerza, fue más que nada pensando para exportar afuera’’, explicó.

Los productos que ofre­cen una excelente calidad son fabricados en el país. Vancorbeil señaló que la clave en el crecimiento de una empresa es la perse­verancia y presentar un buen plan de negocios en el cual estén plantea­dos las visiones reales. ‘‘Hay que ver los riesgos, detectar si el negocio es rentable, pero por sobre todo dedicarle tiempo y pasión’’, finalizó.

También podría gustarte Más del autor