Aliados del gobierno brasileño están evaluando los escenarios posibles

La crisis política de Bra­sil se profundizó el jue­ves en tanto los aliados del gobierno comenzaron abiertamente a discutir escenarios para el reem­plazo del presidente Mi­chel Temer.

Los brasileños observa­ban con asombro a medi­da que la Policía Federal llevaba a cabo órdenes de búsqueda y arresto en toda la capital, Brasilia, en escenas caóticas que recuerdan el proceso de destitución que el año pasado llevó a Temer al poder.

TESTIMONIOS

La operación se produjo después de que el diario O Globo informara so­bre testimonios filtrados que indicaban que Temer aprobó pagos para com­prar el silencio de Eduar­do Cunha, el cerebro de­trás de la destitución el año pasado de la ex pre­sidenta Dilma Rousseff.

Cunha actualmente se encuentra en prisión acusado de corrupción. La cinta fue presentada ante la Corte Suprema por dos altos ejecutivos del productor de carne JBS SA como parte de un acuerdo, según el diario. El periódico no propor­cionó ni una transcrip­ción ni una grabación, y Temer ha negado el he­cho.

LAS ACUSACIONES

Las acusaciones son el último giro en un escán­dalo de corrupción que ha alcanzado los más altos niveles de la élite finan­ciera y política del país.

Los mercados se des­plomaron el jueves ante la perspectiva de que la renovada agitación haría fracasar una agenda de reformas diseñada para reparar las arcas públicas y sacar a la economía de la peor recesión en la his­toria del país.

Los activos brasileños se habían recuperado en el último año gracias a las medidas de austeri­dad implementadas por Temer, diseñadas para frenar un aumento del déficit presupuestario.

También podría gustarte Más del autor