Servir y empoderar a los demás, es premisa del mejor CEO del mundo

Como en cada área, el la­bor de los CEOs también es evaluado y apreciado a nivel mundial, un ejemplo de ello es la lista anual realizada por Glassdoor de los 100 CEOs más valorados, basa­da en cómo los empleados de las grandes corporacio­nes valoran a su líder más alto.

Este año, el CEO más va­lorado fue Benno Dorer de la Clorox Company, lista que despertó comenta­rios suspicaces debido a la presencia de ejecutivos de empresas como Kingsford Charcoal, filtros de agua de Brita y aderezos de ensala­da de Hidden Valley lideran el ranking. Lo que deja a entrever que la buena labor es independiente al sector, el tamaño o la edad de la compañía a su cargo.

Por esa razón, hoy nos ha­cemos eco de una entrevista realizada por la revista INC. com, donde el mejor CEO del mundo brindó algunos consejos para los ejecutivos que buscan conquistar el éxito empresarial.

En cuanto a las caracterís­ticas que hacen de su em­presa un gran lugar para trabajar, Dorer contestó:

“Tenemos un modelo de liderazgo que prevé el fu­turo y luego reunimos a la gente en torno a ese fu­turo, me comprometo con mi personal en el ‘cuándo’, pero les dejo el ‘cómo’ lo­grar lo que queremos al­canzar. Trato de empoderar a la gente para que hagan lo que mejor saben hacer y me mantengo fuera de su camino. Siempre nos ve­mos como una empresa de personas. Por lo tanto, las ideas tienen que venir del comedor de la empresa y no de la sala de juntas. Ese es exactamente el tipo de ambiente que queremos crear”.

Se podría resumir su pen­samiento de esta forma:

El liderazgo consiste en servir y empoderar a los demás.

Si usted desea emular el ejemplo de Dorer y entrar en el Top 100 de Glassdoor el año que viene, aquí algu­nos consejos:

SEA HUMILDE

La humildad es a menudo la cualidad menos usada, pero más atractiva, de un líder. Nunca he visto rela­ciones significativas cons­truidas sobre una base de ego. La humildad importa en todo, especialmente en el liderazgo.

RODÉESE DE  GENTE ESTUPENDA

Nadie en la historia del mundo ha logrado algo realmente grande por sí mismo. Dorer sabe que su equipo no sólo es la razón por la que ganó el premio, sino también la razón por la que el negocio va bastante bien. Sin personas genia­les, ningún líder tendría la oportunidad de ser exitoso.

Recuerde el viejo prover­bio africano: Si quieres ir rápido anda solo, si quieres ir lejos anda acompañado.

VAYA MOTIVADO  A TRABAJAR

En el núcleo del lideraz­go está mejorar la vida de la gente. Para hacer esto, tenga en cuenta este principio: “elevar el ren­dimiento de un equipo re­quiere un vínculo de mu­tua confianza”.

La gente sigue las accio­nes y comportamiento de sus líderes mucho más que sus palabras. Su mo­tivación para ir a trabajar todos los días y la emoción de hacer la diferencia es contagiosa. Si ganar dine­ro es la única razón por la que va a trabajar cada día, entonces su motivación no será sostenible. Tenga un propósito en su carrera y no tendrá problema de es­tar motivado a diario.

AME A SU GENTE

Cuando digo amar, no me refiero a ningún tipo de violación de normas de RRHH. En lugar de ello, me refiero a “contribuir al éxi­to y bienestar a largo plazo de alguien”. Es imprescin­dible que no se olvide de la gran oportunidad que tiene para ayudar a desa­rrollar el éxito y bienestar de otras personas.

Estoy seguro de que Do­rer cree en la cita del gran Harvey Firestone, “el cre­cimiento y desarrollo de la gente es la vocación más alta del liderazgo”.

También podría gustarte Más del autor