Chipanada, una fusión culinaria tradicional que causa sensación en microcentro

En la actualidad nos encon­tramos ante un mercado cada vez más saturado de opcio­nes, donde la competencia por posicionar a la marca se ha acrecentado sobremanera, obligando a las empresas a innovar constantemente, de­sarrollando y mejorando los productos y los servicios que ofrecen al consumidor.

Luz González –  [email protected]

En la actualidad nos encon­tramos ante un mercado cada vez más saturado de opcio­nes, donde la competencia por posicionar a la marca se ha acrecentado sobremanera, obligando a las empresas a innovar constantemente, de­sarrollando y mejorando los productos y los servicios que ofrecen al consumidor.

Es así que nace chipanada, una fusión creativa de la chi­pa y la empanada. Natalia Gó­mez, propietaria, nos cuenta que para dar vida a este in­novador producto llevaron a cabo un curso con el maestro panadero, profesor Cándido González.

La receta final tuvo un pro­ceso minucioso de trabajo de aproximadamente 6 me­ses, para así lograr crear una combinación única de sabo­res.

INICIOS

“Todo empezó en el mes de setiembre del 2016, después de haber ido a un lugar don­de se vende empanadas con sabores gourmet y nombres en portugués e inglés, cu­yos precios para lo que solía costar una simple empanada nos parecieron elevados, fue ahí donde a mi hermana se le ocurrió que lo que más con­sume el paraguayo es chipa y empanada, pero última­mente los lugares de moda que se dedican a la venta de estos productos elevaron los precios, haciendo incluso a veces inalcanzables para una persona común”, recuerda Natalia.

Fue así que dieron rienda suelta a esa creatividad e iniciaron los procesos para crear una explosión de sa­bores inigualables que dis­tinguen a Chipanada.

“Apostamos por fusionar ambas cosas con un diseño que en Paraguay no se vio nunca, y a un costo accesi­ble para todos, con un sa­bor tradicional a lo que el paraguayo está acostum­brado”.

IDIOSINCRASIA  PARAGUAYA

La motivación principal de Natalia -que fue fruto de la idea de su hermana Veróni­ca Gómez- fue las ganas de crear un producto que forme parte de la idiosincrasia del paraguayo. Apuntan a intro­ducir chipanada a la cultura alimenticia del paraguayo, tal como ya lo es el mbeju, la chipa so’o, la chipa almidón y la empanada, que son comi­das consideradas por su sabor peculiar 100% paraguayo.

Las chipanadas, tanto fritas como al horno, pueden ser adquiridas por G. 5.000, vie­nen en 6 sabores, carne, po­llo, jamón y queso, palmito, 4 quesos y napolitana.

EQUIPO HUMANO

La mano derecha de Natalia es su hijo Sebastián Megot, de 20 años de edad, quien junto con ella están a cargo de la atención del cliente.

Asimismo, cuentan con un cocinero que también fue parte de las clases imparti­das por el profesional, luego se encuentra la administra­dora y un marketero, quien está a cargo de las redes sociales.

DESAFÍOS

Sobre los desafíos que de­bieron afrontar, destacó que acá en Paraguay no encon­traron nadie que les pueda fabricar el molde, tuvimos que mandarlo hacer en Bue­nos Aires.

“Nos dijeron que nunca antes habían fabricado algo así, pero que iba a ser un desafío nuevo, finalmente lograron sacar el molde con el diseño que ideó mi her­mana, superado esto, cuan­do comentábamos la idea, nos decían que era muy loca y que al paraguayo le iba a parecer algo raro la fusión de una chipa y una empa­nada”.

Pero tanta era la certeza y confianza que tenían sobre el sabor y la forma muy ori­ginal del producto, que estaban seguros que sería un éxito y siguieron el proyecto contra viento y marea.

Facebook: Chipanada
Instagram: @chipanadapy
Mail: [email protected]
Teléfono: (0976) 446 762

 

 

También podría gustarte Más del autor