Familia brasileña Batista recibe US$ 1.100 millones por Havaianas

Transacción marca final de un periodo de casi 2 años

La familia que está en el centro de la crisis política de Brasil acordó vender su participación en el fabri­cante de calzados Havaia­nas por 3.500 millones de reales (US$ 1.100 millones), como parte de una venta de activos para pagar los acuerdos legales.

INVERSIONISTAS

La operación otorga el control de una de las mar­cas de consumo emblemá­ticas de la nación a Cam­buhy Investimentos Ltda. y Brasil Warrant, ambas dirigidas por la familia Mo­reira Salles, e Itausa Inves­timentos Itaú SA, respalda­da por la familia Setúbal. Los inversionistas pagarán 14,25 reales por acción or­dinaria y 11,40 reales por acción preferente para ad­quirir el 54% de la matriz de Havaianas, Alpargatas SA, según un comunicado divulgado el miércoles.

FIN DE PERIODO

La transacción marca el final de un período de casi 2 años en el que Havaianas estuvo bajo el control de J&F Investimentos, la empresa holding de los hermanos Wesley y Joesley Batista.

La firma accedió el mes pasado a pagar 10.300 millones de reales como parte de un acuerdo de in­dulgencia con autoridades brasileñas después que los hermanos, que dirigen el productor de carne JBS SA, confesaron el pago de sobornos y otros delitos. Admisiones condujeron a un escándalo que ha puesto en peligro el mandato de Michel Temer.

La medida se produce después de que J&F dijo que estaba negociando la venta del fabricante de celulosa Eldorado Brasil Celulose SA a la chilena Celulosa Arau­co y Constitución, la cual hizo una oferta de unos 14.000 millones de reales (US$ 4.000 millones), in­cluida deuda, manifestó una persona con conoci­miento directo del asunto. J&F planea recaudar al me­nos 8.000 millones de rea­les a través de desinversio­nes que también incluyen la empresa de lácteos Vigor Alimentos SA, informó S&P Global Ratings en un informe el mes pasado.

INVESTIGACIÓN

Los hermanos Batista acordaron comprar el con­trol de Alpargatas a fina­les de 2015, utilizando un préstamo de 2.670 millo­nes de reales de la estatal Caixa Econômica Federal en un acuerdo que está siendo investigado por el tribunal de auditoría del país.

También podría gustarte Más del autor