Capeco apoya postura de la Cámara Baja

Para la Capeco (Cámara Paraguaya de Exportadores y Comercializadores de Cereales y Oleaginosas) la decisión de la Cámara de Diputados de aprobar el Proyecto de Ley que prohíbe gravar con impuestos directos a la exportación de granos en estado natural representa un factor positivo a la economía paraguaya, al mantener la competitividad de la producción agrícola nacional, otorgando un entusiasmo al sector productivo para producir más alimentos para la sociedad local e internacional.

Para la Capeco (Cámara Paraguaya de Exportadores y Comercializadores de Cereales y Oleaginosas) la decisión de la Cámara de Diputados de aprobar el Proyecto de Ley que prohíbe gravar con impuestos directos a la exportación de granos en estado natural representa un factor positivo a la economía paraguaya, al mantener la competitividad de la producción agrícola nacional, otorgando un entusiasmo al sector productivo para producir más alimentos para la sociedad local e internacional.
Capeco celebra la determinación asumida por la Cámara Baja, ya que con la incertidumbre generada en el sector productivo, se puso en riesgo el dinamismo económico de toda la cadena de producción y servicios, en una etapa de toma de posición del productor para su plan de producción y la compra de insumos, semillas, fertilizantes, entre otros, en relación a la campaña agrícola 2017/18.
Consideran que este respaldo conmueve a la producción y ofrece garantías reales para seguir invirtiendo en la agricultura, un segmento que emplea a más de 2 millones de personas en toda la cadena de valor, en forma directa e indirecta.
A la par, como institución afirman tener el compromiso de seguir pagando los impuestos, así como ya lo vienen haciendo actualmente, sostienen.
Como -por ejemplo- a través del cumplimiento tributario del IVA Agropecuario, Iragro, Iracis, e Impuesto Inmobiliario, mecanismos por los cuales, el sector productivo contribuye para seguir realizando fuertes inversiones en los ámbitos que el Gobierno Nacional crea conveniente.

También podría gustarte Más del autor