A favor de la formalidad para dignificar el trabajo

Proponen bajar el alcance del IRP hasta el salario mínimo

Estar a favor de la formalidad implica un cumplimiento por parte de los patrones en pagarles el salario mínimo legal vigente a los funcionarios, expresó Christian Cieplik de la Cámara Paraguaya de Supermercados (Capasu).

“En muchas empresas no se está percibiendo el sueldo que corresponde y es casi imposible que los trabajadores puedan llegar a fin de mes con un ingreso menor al salario mínimo”, indicó.

De esta forma se obliga a que sean parte de la informalidad y que nunca puedan estar a favor de la formalidad, no porque no quieran trabajar legalmente si no por no tener opciones.

“Estar a favor de la formalidad implica que todas las partes involucradas cumplan con su parte”, agregó.
Otra forma de fomentar la formalidad es la petición de factura con nombre, de esta forma se ayudaría a tener registro y que en algún momento los comercios también comiencen a no vender si no está registrada la persona.

La mayoría de las personas no se registran porque no le genera ningún beneficio y no tienen por qué hacerlo.
El impuesto a la renta personal (IRP) nació con un carácter formalizador, dado que la mayoría de las transacciones no quedaban registradas en el sistema tributario.

Al abonar el IRP se podrá descontar el pago de ese impuesto.
IRP
“El impuesto a la renta personal sólo va a llegar hasta 3 salarios mínimos, todas las personas que ganen menos de eso nunca van a pedir factura ni tener necesidad de hacerlo porque no están sujetas al impuesto a la renta personal, entonces para un gran porcentaje mayoritario de consumidores es imposible formalizar”, explicó.
Enfatizó que se debería bajar el alcance del impuesto a la renta personal hasta el salario mínimo ya que el que gana el sueldo base nunca pagará este porque gasta todo el salario.
IPS
Tampoco se están dando los controles de registro en IPS y existe una gran cantidad de personas que no están aportando al mismo, que no se encuentran registrados formal y legalmente en el Ministerio de Trabajo.
Por otra parte, mencionó que la formalidad genera una expectativa al recibir mínimamente el salario, los beneficios que implica el aporte de salud y jubilación que hoy no tienen.

“La formalidad dignifica a la persona porque va a percibir lo que le corresponde”, afirmó.

“Para construir un país formal se necesita bajar el impuesto a la renta personal a los que están registrados y ganan salario mínimo, una vez que se concrete esa primera fase se puede empezar a generar más empleo”, concluyó.

También podría gustarte Más del autor