Rusia conmina a Irán a no poner condiciones a las negociaciones nucleares

Moscú, 13 may (EFE).- Rusia conminó hoy a Irán a no poner condiciones a las negociaciones con las grandes potencias, al tiempo que se congratuló por la decisión de Teherán de reanudar el diálogo sobre su programa nuclear.

"Saludamos la decisión de Irán de reiniciar las conversaciones con la comunidad internacional. Pero lo importantes es que esto no esté relacionado con alguna condición previa por parte iraní", afirmó Alexéi Sazónov, portavoz de la Cancillería rusa.

El diplomático explicó que el grupo 5+1 -los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU y Alemania- "analizan detenidamente el mensaje del secretario del Consejo Nacional de Seguridad, Saed Jalilí", según las agencias rusas.

Tras completar el estudio de la misiva, añadió, los negociadores internacionales "determinarán los próximos pasos para el arreglo del problema por la vía diplomática".

"Partimos de la necesidad de continuar el diálogo con Irán sobre la base de los principios del diálogo por etapas y la interacción mutuamente beneficiosa como quedaron reflejados en la última declaración de los negociadores internacionales el pasado 9 de marzo", destacó.

Sazónov subrayó que Rusia querría que, "por supuesto, Teherán explicara más claramente su disposición a entablar un diálogo sobre las dudas que embargan a la comunidad internacional sobre sus aspiraciones en materia nuclear".

La jefa de la diplomacia de la Unión Europea (UE), Catherine Ashton, aseguró esta semana que no apreciaba "nada nuevo" en la carta que las autoridades le remitieron como portavoz del grupo 5+1.

Por su parte, el presidente de la Comisión de Seguridad Nacional y política exterior del Parlamento iraní, Alaedin Boroujerdi, advirtió el miércoles que la reanudación del diálogo nuclear debe basarse en las condiciones propuestas por Irán.

"Nunca nos hemos opuesto a las negociaciones, solo se trata de que la negociación tenga en cuenta el paquete de medidas propuesto por la República Islámica de Irán", subrayó.

El régimen iraní ya trató de imponer estas condiciones en los dos anteriores contactos directos con las grandes potencias, que las rechazaron de plano.

El diálogo entre el régimen iraní y el 5+1 se interrumpió el pasado enero en Estambul, tras meses de gran tensión entre las dos partes.

Irán rechazó en noviembre 2009 un plan de EEUU, Rusia y el Reino Unido para intercambiar su uranio al 3,5 por ciento por combustible enriquecido al 20 por ciento, que dice necesitar para mantener en marcha su reactor civil en Teherán.

Tres meses después, en febrero de 2010, el presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, anunció que su país había hecho caso omiso a las advertencias internacionales y había comenzado a enriquecer uranio al 20 por ciento por sus propios medios