Gasquet es la sorpresa tras anotarse entre los semifinalistas favoritos de Wimbledon

El suizo
Stanislas Wawrinka, campeón en Roland Garros, cayó ante el francés Richard
Gasquet. En más de tres horas y media y en cinco sets (6-4, 4-6, 3-6, 6-4 y
11-9), el galo logró por segunda vez en su carrera estar en unas semi­finales
de este Grand Slam, ocho años después. Un partido épico que cierra de forma
inmejorable. Ahora le espera el número uno del mundo.

SIGUE EL MÚLTIPLE CAMPEÓN

El
indiscutible siete veces campeón en Wimbledon demostró una vez más su valía
sobre el césped, con­virtiéndose en el primer semifinalista en el tercer Grand
Slam del año. Afe­rrado a su saque y a su de­recha, el helvético no dio opción
alguna a un Simon que cedió el primer set en apenas media hora de jue­go.

El
encuentro, disputado en la pista número uno del club, tuvo que ser sus­pendido
en dos ocasiones debido a la intermitente lluvia que cayó en la capital
británica.

??Estoy muy
contento con mi reacción después de la lluvia. Logré reponerme y hacerlo muy
bien??, afirmó Federer nada más conclui­do el partido. ??Gilles me puso las
cosas muy difíci­les, es un jugador que de­vuelve muy bien??, agregó.

MURRAY, VIEJO CONOCIDO

En la
semifinal del próxi­mo viernes su contrincante será el británico Andy Mu­rray,
que dominó su choque de cuartos de final con el canadiense Vasek Pospisil, del
que se deshizo por la vía rápida por 6-4, 7-5 y 6-4.

Este será el
primer cara a cara entre Federer y Murray desde los dos partidos en el All
England Tennis Club del verano de 2012, cuando jugaron la final de Wimble­don y
la de los Juegos Olím­picos de Londres.

EL CAMPEÓN, INTRATABLE

El serbio
Novak Djokovic sacó billete a las semifi­nales del torneo de Wim­bledon al
superar al croata Marin Cilic por 6-4, 6-4 y 6-4.

El campeón
defensor casi no debió sufrir en compa­ración con su anterior par­tido, en el
que necesitó dos jornadas para batir al suda­fricano Kevin Anderson por 7-5 en
el quinto set.

Ante Cilic,
último campeón del US Open, Djokovic tuvo una actuación muy sólida de comienzo
a fin en la pista central del All England: no se enfrentó a ninguna opor­tunidad
de break y, con un quiebre en cada set, se llevó el triunfo tras una hora y 49
minutos.

El viernes,
el número uno mundial se medirá por un lugar en la final ante el francés
Richard Gasquet.