La nueva guardia del tenis busca marcar historia en el All England Lawn de Londres

La nueva guardia del tenis mundial avanza en búsqueda de que
el All England Lawn se convierta en el sitio donde se consolide su figura y
consigan entrar a la historia grande del deporte, así como lo fue para otros
grandes, como Roger Fe­derer.

Tres de estos tenistas con gran proyección para el futuro
consi­guieron avanzar de ronda el día de ayer, Grigor Dimitrov, Milos Raonic y
Nick Kyrgios (todos ellos con menos de 25 años).

El australiano Kyrgios, sem­brado 26 del mundo con apenas 20
años, doblegó al experimen­tado ?Pico? Mónaco en sola­mente 1 hora y 39
minutos.

Mientras tanto el cañonero Raonic se vio forzado a jugar 4
sets para superar al experimen­tado Tommy Haas, que no pudo con la poderosa
derecha del ca­nadiense, que metió 29 aces.

Dimitrov, por su parte, necesi­tó de dos tie breaks para
superar al estadounidense Johnson en más de dos horas.

Otro de los jugadores jóvenes que viene ascendiendo rápida­mente
en el circuito, el japonés Kei Nishikori, se vio obligado a abandonar el torneo
por una lesión que le impidió incluso presentarse a su partido contra el
colombiano Giraldo.

El actual número 1 del mun­do, Novak Djokovic, también
mostró un buen andar y avanzó tranquilamente de ronda pese a un arranque
dubitativo permi­tiendo un quiebre en su primer saque contra el finlandés Nie­minen.

Otros resultados relevantes de la fecha fueron:

Cilic vs. Berankis: 6-3, 4-6, 7-6, 4-6, 7-5 en 3 horas y 34
minutos.

S. Williams vs. Babos: 6-4, 6-1 en 58 minutos.

Wawrinka vs. Estrella Burgos: 6-3, 6-4, 7-5 en 1 hora y 30
mi­nutos.

 LA SORPRESA

Bethanie Mattek-Sands, nú­mero 158 del mundo, dio la nota
del día al vencer por 6-3 y 6-4 a la séptima del mundo Ana Iva­novic.

La serbia se mostró dubitativa en los momentos cruciales y
pudo aprovechar apenas una de las ocho posibilidades de quie­bre.

Mientras que su rival tuvo un desempeño totalmente inverso y
capitalizó tres de las cuatro oportunidades que se le pre­sentaron.

La americana Mattek-Sands se mostró también bastante
agresiva, subiendo a la red en 38 ocasiones, de las que salió victoriosa en 29
ocasiones.